viernes 12 de julio de 2024 - Edición Nº2853
Critica Sur » Sociedad » 17 may 2023

MEDIO AMBIENTE

Día Mundial de Reciclaje: 10 ideas para cuidar al planeta y contaminar menos

En esta fecha la UNESCO llama a generar conciencia y educar sobre la importancia de tratar los desechos adecuadamente para proteger el futuro del planeta Tierra. Cómo hacerlo cotidianamente en casa.


Hoy se celebra el Día Mundial del Reciclaje, una fecha prioritaria para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que tiene como objetivo generar conciencia y educar acerca de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para no contribuir a la contaminación ambiental, disminuir la huella de carbono y ayudar a combatir el cambio climático.

Actualmente, la humanidad utiliza recursos equivalentes a 1,6 planetas para mantener su modo de vida actual. Es decir, se consumen muchos más recursos de los que la Tierra es capaz de proveernos. Eso nos enfrenta a la necesidad cambiar algunas conductas para reducir el calentamiento global y transformar el modelo económico de “comprar, consumir y tirar” a una economía circular y sin residuos, que se centre en utilizar mejor los recursos, extrayendo su máximo potencial y evitando el despilfarro.

Así, en el marco de un nuevo aniversario del Día Mundial del Reciclaje se abre una oportunidad para re pensar el consumo en forma más responsable, fomentar el uso de productos eficientes, reutilizables y/o reciclables. Un ejemplo de la grave contaminación que hoy existe lo concentra el plástico.

Aunque el plástico es barato y versátil, con innumerables usos en muchas industrias, casi la mitad se utiliza para crear productos con una vida útil muy corta o que son de un solo uso - pero que pueden pasar cientos de años degradándose. Además, la mayoría de estos se utilizan en países con ingresos altos y medio-altos. La ONU advierte que hay 300 millones de toneladas de residuos plásticos que se producen cada año.

Los recursos que utiliza la humanidad actualmente exceden lo que el planeta Tierra puede proveer (Getty)

Los recursos que utiliza la humanidad actualmente exceden lo que el planeta Tierra puede proveer (Getty)

Y según el último informe publicado en junio de National Geographic, hoy tenemos que lidiar con 8.300 millones de toneladas de este plástico fabricado desde los años 50. De ellas, más de 6.300 millones se han convertido en residuos. Y de esos residuos, 5.700 millones de toneladas no han pasado nunca por un contenedor de reciclaje, una cifra que dejó atónitos a los científicos que la calcularon en 2017.

Como encontrar la manera de conseguir menor volumen de basura es una de las mayores preocupaciones de todos los gobiernos, o al menos debería de serlo, desde Infobae proponemos algunas medidas que alientan el reciclaje de distintos productos. Pero primero, nos preguntamos ¿qué es el reciclaje? Comúnmente denominamos residuos a los productos o cosas que ya utilizamos y dejan de tener valor para nosotros. Es posible, en muchos casos, que estos residuos contengan, sin embargo, materiales valiosos que pueden ser recuperados y reciclados para un nuevo uso.

Las grandes ciudades generan inmensas cantidades de residuos, estos se van acumulando en montañas de deshechos que además de contaminar el medio ambiente, provocan olores y plagas de ratas, cucarachas, etc. Por otro lado, la incineración de estos desechos vierten a la atmósfera toneladas de agentes contaminantes e insolubles.

El reciclado de plásticos es una de las medidas fundamentales de esta dinámica (Getty)

El reciclado de plásticos es una de las medidas fundamentales de esta dinámica (Getty)

¿Por qué es tan necesario reciclar?

-Ahorramos en materias primas: Materiales como el papel, el cartón, el plástico, el vidrio o el metal pueden reutilizarse una y otra vez.

-Ahorramos en agua y energía: Porque toda producción consume agua y energía. Al reciclar o reutilizar materiales ya existentes, hacemos un menor uso de estos recursos.

-Bajamos el volumen de basura generada: Tanto de la basura acumulada, como de la que se traslada a los rellenos sanitarios.

Acá entra el concepto de las “Tres R”:

-Reducir: No es más que disminuir la generación de residuos. Por ejemplo: Utilizar tus propias bolsas para la compra, elegir envases retornables, etc.

-Reutilizar: Darle una nueva vida a ese producto antes de desecharlo. Por ejemplo: Las latas pueden ser macetas, las remeras de algodón pueden ser trapos de limpieza...

-Reciclar: Desechar de forma correcta los residuos en sus contenedores, haciendo una correcta separación de materiales. Así, es posible recuperar ese material para su posterior reutilización.

Actualmente la humanidad utiliza recursos que equivalen a 1,6 planetas (Getty)

Actualmente la humanidad utiliza recursos que equivalen a 1,6 planetas (Getty)

Consejos para reciclar

1. Reducir los envases o productos de usar y tirar. El catálogo de acciones que se pueden realizar es infinito: desde optar con el consumo de productos a granel, hasta optar por productos envasados en materiales que después se pueden reciclar con mayor facilidad: papel o cartón o vidrio.

2. Reducir el despilfarro de alimentos. Comprando sólo lo que necesitamos, cuidando la conservación y preparación de alimentos, aprovechando las sobras para hacer nuevas recetas y optando por el compostaje orgánico en alguna de sus múltiples opciones: 4º contenedor, compostaje doméstico, compostaje comunitario, etc.

3. Decantarnos preferiblemente por productos de origen reciclado. De esta forma reducimos la necesidad de extraer materiales nuevos de la naturaleza y/o destinar recursos energéticos para procesarlos.

4. Seleccionar materiales más respetuosos con el medioambiente y con mayor vida útil. Evita los productos lowcost. Por ejemplo, si optamos por materiales textiles con más durabilidad y mejor rendimiento, reducimos la producción de textiles y, sobretodo, la cantidad de ropa que tiramos a la basura por ser ya inservible.

5. Buscar formas de reutilizar los recursos textiles antes de desecharlos. Conviértelos en trapos, utilízalos para hacer manualidades, como envoltorio de regalos, etc.

Los insumos reutilizables permiten la recarga sin necesidad de producir más plástico para adquirir uno nuevo (Getty)

Los insumos reutilizables permiten la recarga sin necesidad de producir más plástico para adquirir uno nuevo (Getty)

6. Optar por la reparación de objetos. Siempre que sea posible, y económicamente viable, es preferible optar por alargar la vida útil de los objetos.

7. Copiar buenas prácticas para reutilizar residuos. Ahora que todo se ha hecho virtual, la red nos proporciona estupendos recursos para tener ideas.

8. Al depositar los residuos, debemos asegurarnos de hacerlo en el contenedor adecuado.

9. Ante las dudas, acudir a herramientas que facilitan la resolución de las mismas como el buscador AIRE o los sitios web de cada municipio o región, aquí como ejemplo el de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

10. Visitar plantas de separación y reciclaje. Acercarnos a estas instalaciones no solo nos acerca a los procesos de tratamiento de residuos, sino que nos acerca a los beneficios socioeconómicos y medioambientales de su reciclaje.

Son consejos sencillos de llevar a cabo y seguro que resultan útiles para poco a poco ir aumentando el porcentaje de recuperación de todos los residuos que generamos.

Uno de los preceptos es la sustentabilidad de la industria plástica /CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Uno de los preceptos es la sustentabilidad de la industria plástica /CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Hábitos de reciclado

Para Ecoplas, la asociación civil sin fines de lucro que impulsa el desarrollo sustentable de la industria plástica, la economía circular es un herramienta fundamental para reducir la cantidad de residuos urbanos y recuperar los materiales para que regresen al circuito productivo.

Según un reciente estudio de Opinaia para Ecoplas, la asociación civil sin fines de lucro que impulsa el desarrollo sustentable de la industria plástica en pos de una economía circular, en Argentina es alto el nivel de concientización en la práctica del reciclaje ya que marca un 64% de los encuestados. Además, hay una visión favorable sobre el plástico, el cual es percibido como un material versátil y reciclable, y es considerado por el 91% como uno de los 3 materiales con mayores chances de reciclarse (además del cartón y del papel).

La oportunidad hoy es reciclar más. Si bien las 286.000 toneladas de plástico por año que se procesan representan 5,4 veces más que en el 2003, la industria recicladora plástica tiene mayor capacidad para revalorizar al posconsumo. Son claves la educación, las políticas públicas y las iniciativas de la industria que está avanzando con nuevas tecnologías.

Según la OMS, el reciclaje de determinados productos es esencia para para proteger el medio ambiente y reducir las emisiones perjudiciales para el clima (Getty)

Según la OMS, el reciclaje de determinados productos es esencia para para proteger el medio ambiente y reducir las emisiones perjudiciales para el clima (Getty)

“En Argentina y el mundo, cada vez se recicla más a través del reciclaje mecánico tradicional que es el principal modelo de revalorización de los plásticos. Al mismo tiempo se están desarrollando las tecnologías de reciclado avanzando. Estas últimas no sustituyen al reciclaje mecánico, que es prioritario, sino que lo complementan. La complementariedad es necesaria para alcanzar los objetivos de sostenibilidad y circularidad”, señaló Verónica Ramos, Directora General de Ecoplas.

El estudio de Opinaia también arrojó que el 43% de los usuarios está predispuesto a pagar más por un producto hecho con plástico reciclado, lo que demuestra un mayor compromiso con el consumo sustentable.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS