sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº2763
Critica Sur » Sociedad » 16 mar 2023

sociedad

Cómo se gestaron las "velas digitales" para saludar al Papa desde Malvinas y la Antártida

La embajadora ante la Santa Sede, María Fernanda Silva, explicó que había que conseguir a alguien que pudiera encender una vela en las islas. Finalmente Miguel Ángel Trinidad, veterano de guerra, rezó un Ave María y logró el objetivo.


El mapa que el papa Francisco recibió con las más de 47 millones de velas encendidas para felicitarlo por el décimo aniversario de su elección -celebrado el pasado lunes 13- incluye, entre las señales de apoyo de todo el mundo, dos puntos que representan a los saludos desde las Islas Malvinas y desde la Antártida Argentina, que fueron gestionados por la embajadora ante la Santa Sede y por el "viceministro" vaticano de comunicación, el argentino Lucio Ruiz. 

"La vela para Malvinas se gestó porque el 12 de marzo Lucio Ruiz, secretario del Dicasterio para la Comunicación se comunicó conmigo para plantear que habría que conseguir a alguien que pudiera encender una vela en Malvinas", explicó a Télam le embajadora ante la Santa Sede, María Fernanda Silva, también una de las "influencers católicas" elegidas para llevar adelante el denominado "Sínodo Digital". 

Silva se refirió así al mapa que el Papa recibió este miércoles durante la audiencia general en el que se visualizan, de Alaska a Nueva Zelanda, las más de 47 millones de velas encendidas en su apoyo desde todo el mundo con motivo de la campaña "Un Ave María para el papa Francisco" y en el que aparecen también dos lugares icónicos del país. 

"Cuando hablé con Ruiz, le dije que creía que justo en ese momento alguien que conozco estaba yendo a las Islas y que iba a tratar de comunicarme con él. Y así fue: estaba de visita en nuestras islas el veterano de guerra Miguel Ángel Trinidad, que había ido a estar presente en la tumba ahora identificada con su nombre del soldado Julio Cao, su amigo y el único docente caído en Malvinas, que había ido como voluntario", detalló Silva. 

"Y así fue que cuando Trinidad, diplomático de carrera de la Organización de Estados Americanos (OEA) ahora embajador en Perú del organismo hemisférico, tuvo señal, me comuniqué con él y le mandé el enlace para rezar un Ave María por el papa Francisco", agregó la representante diplomática argentina ante Santa Sede. 

"Y así prendió la vela desde Malvinas. Nos emocionó mucho a todos. Esa vela desde nuestras islas está encendida ni más ni menos que por un veterano de guerra que viajó allí para poder estar presente en la tumba ahora identificada de su amigo, de su compañero de posición, del héroe de la Patria soldado Julio Cao", indicó Silva con emoción. 

Fueron en total 47.377.264 las velas prendidas en los cinco continentes y en lugares como la isla del Polo Norte de Svalbard o China, además de poblaciones cercanas a Alaska o Nueva Zelanda, por ejemplo. 

Para las "velas digitales" encendidas en la Antártida, Silva narró que se trató de una gestión conjunta con el obispo castrense, monseñor Santiago Olivera. 

"En la madrigada del lunes 13 advertí que no había velas en la Antártida, y en ese horario ya tardísimo me comuniqué con monseñor Ruiz, a quien le dejé el mensaje para que viera que me iba a ocupar que también allí se encendieran esa velas por el papa Francisco", sostuvo la embajadora.

"Aprovechando la diferencia horaria le escribí a monseñor Santiago Olivera, obispo castrense de la República Argentina, solicitando un contacto para enviarle el enlace y que así desde esas bases nuestras también se pudiera encender al menos una vela", agregó Silva al dialogar con Télam en el Vaticano. 

"Inmediatamente me pasó el contacto de un sacerdote, el padre Francisco, y felizmente allí comenzaron a pasarse el enlace entre las bases argentinas y allí aparecen también las velas en nuestra Antártida", finalizó. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS