domingo 26 de junio de 2022 - Edición Nº2106
Critica Sur » Centenario » 1 dic 2021

IMPULSADO POR EL MUNICIPIO

Ambicioso proyecto de Polo Frutihortícola: “En Río Grande se pueden producir alimentos”

Así lo sostuvo a Crítica Sur el secretario de Desarrollo Productivo del Municipio, Matías Lapadula, sobre el proyecto de ‘Polo Frutihortícola’ presentado ante la Unión Europea. La iniciativa busca ser el punto de partida para impulsar la producción a escala de alimentos frescos. Para lograrlo se avanza en un trabajo coordinado con la ciudad española de Almería, considerada “la huerta de Europa”.


Por:
Redacción Crítica Sur

En Río Grande se pueden producir alimentos sin importar las inclemencias del clima porque se hizo hace 100 años y se podría hacer ahora”, resumió a Crítica Sur el secretario de Desarrollo Productivo del Municipio, Matías Lapadula, sobre las expectativas en torno al proyecto de ‘Polo Frutihortícola’ para la ciudad.

Para Lapadula “en Río Grande hemos dejado un poco la producción agrícola y la tenemos que recuperar”, destacando el trabajo que se viene realizando desde la gestión del intendente Martín Perez “para avanzar en la soberanía alimentaria”.

Y puso como ejemplo el acuerdo de cooperación firmado en agosto de este año con el Ayuntamiento de Almería (España), una región que se especializa en la producción de alimentos ‘bajo cubierta’. De hecho, producen más de 3 millones de frutas y hortalizas por año.

Almería comenzó con esto hace 50 años y hoy es un monstruo en la producción agrícola en Europa, y la experiencia que tienen a nosotros nos sirve para aprender y saber cómo lo hicieron posible para comenzar a trabajar en la ciudad y avanzar en la soberanía alimentaria, así como en la producción ecológica y amigable con el medioambiente”, remarcó Lapadula.

Lapadula sostuvo que en Almería “cuentan con normas muy rígidas al respecto y hemos conversado sobre todas las maneras en que ellos aprovechan al máximo el agua y las energías renovables que hacen que no solo puedan producir a esa escala y que sea rentable económicamente, sino también a cuidar el medioambiente porque todo tiene que ir de la mano. La idea es aprender y ver las soluciones que podemos dar a la ciudad de Río Grande”.

Sobre el acuerdo con la región española, el subsecretario de Planificación y Cooperación de la Secretaría de Desarrollo Productivo, Juan Pablo Deluca, explicó que el proyecto de ‘Polo Frutihortícola’ que impulsa el Municipio fue presentado a dos programas de la Unión Europea, y en uno de ellos junto a Almería. Por el momento se está a la espera de los resultados.

Con Almería encontramos muchas coincidencias, por ejemplo, es una zona de fuertes vientos al igual que Río Grande, de modo que aprovechan mucho la energía eólica y también la solar, y eso es algo en lo que nos diferenciamos porque nosotros tenemos muchas horas de sol en verano pero muy pocas en invierno”, señaló.

En ese sentido, Deluca indicó que en la región española “tienen un modelo de producción de alimentos frescos muy avanzados”, considerando que “para nosotros es un honor poder contar con esa experiencia y poder aprender”.

¿Río Grande tiene condiciones para seguir el ejemplo de Almería?

Tenemos condiciones y capacidad”, dijo Lapadula a Crítica Sur, entendiendo que “en Río Grande hemos dejado un poco la producción agrícola y ganadera y la tenemos que recuperar”.

Y agregó: “No solo por el tema de la soberanía alimentaria en sí o desarrollar económicamente ese sector, sino que también tiene que ver con el medioambiente y la salud, y el poder contar con alimentos frescos y sanos”.

A modo de ejemplo, el funcionario señaló que en Almería “se producen 70 tipos de tomates distintos”, valorando que en Río Grande “tenemos un insumo muy importante, que es la tierra, y trabajamos ahora para incorporar tecnología”.

Ciudades como Almería manejan esa tecnología y la ponen a disposición nuestra, entonces tenemos que aprovecharlo para darle el empuje a la producción local; trabajando en cooperación para lograr lo que ellos han logrado estudiando y trabajando”, afirmó.

Para Lapadula “la prioridad es avanzar en lo que es el consumo local, pero si con el tiempo se puede además generar una producción a otra escala, ese sería otro tema”.

Lo importante es avanzar en la soberanía alimentaria, en la calidad de los productos y tener productos frescos. Es una buena oportunidad y Almería es un ejemplo en el mundo en lo que se refiere a este tipo de producción bajo cubierta”, enfatizó.

La situación del sector frutihortícola hoy

En Río Grande existen alrededor de 170 productores frutihortícolas que en total disponen de 300 hectáreas, aunque solo el 1% (apenas una hectárea) funciona actualmente a nivel productivo.

Lo que estamos encarando es una política integral y en el programa municipal ‘RGA Productiva’ participan alrededor de 130 productores a los que asistimos en términos técnicos, junto al INTA, así como también brindamos asistencia económica o en algunos casos con asistencia en especies tales como plantines o fertilizantes. Lo que buscamos es fortalecer a esos productores”, dijo Deluca.

El funcionario explicó que en Río Grande “producimos solo el 3% de lo que consumimos”, mencionando el porcentaje restante se trata de productos que provienen de otras regiones del país, por lo que “consumimos alimentos con poco sabor o en ocasiones de descarte”.

El Polo Frutihortícola es un proyecto mucho más ambicioso, que tiene que ver con escalar la producción en otra escala”, señaló Deluca.

Los ejes de la gestión para alcanzar una soberanía alimentaria apuntan así a “diversificar la producción local y trabajar con la distribución y la comercialización”.

Hoy existe una predominancia de la lechuga como producto principal, y tenemos que salir de ese monocultivo”, cerró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS