martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1828
Critica Sur » Provincia » 14 sep 2021

política

Cómo es la trama del caso de sobreprecios en Tolhuin, contada por su propio protagonista

El arrepentido en la causa de sobreprecios que involucra a la secretaria de Hacienda del Municipio de Tolhuin afirmó hoy que en su opinión el intendente Daniel Harrington “estaba en conocimiento de lo que estaba pasando”. Una firma fantasma que vendía elementos de limpieza al Municipio al doble de su valor e incluso inventaban presupuestos de otras supuestas empresas que se presentaban a los concursos de precios.


Matías Urrijola, propietario de la firma “3DF” involucrado y denunciante en la causa judicial que envuelve en un escándalo de sobreprecios al Municipio de Tolhuin por presunta malversación de fondos públicos brindó hoy una extensa entrevista a los medios JCA Noticias y Actualdidad TDF en la que explicó detalles de la causa que ahora investiga la justicia.

“3TDF” es una empresa que otorgaba servicios y elementos de limpieza al Municipio mediterráneo, conociéndose a partir de la denuncia que se realizaban numerosos sobreprecios, entre ellos lavandina por $765, todo esto según el denunciante bajo la dirección de la propia secretaria de Hacienda del Municipio, Luciana Rivero e incluso el conocimiento del intendente Daniel Harrington.

“Previo al armado de la empresa y durante el periodo de facturación, yo era personal del aserradero Litoral que representa Ramón Rivero, que es el padre de la contadora del Municipio, Luciana Rivero. Siempre estuve bajo el cargo de Fabián Marchione, quien a su vez es pareja de Luciana Rivero y en los primeros días de enero me propone armar una empresa para que así yo tuviera una mayor cantidad de ingresos, dice que era la posibilidad que tenía para ayudar y que yo pudiera ganar más”, comenzó diciendo Urrijola.

En la misma línea sostuvo que “me dijo en ese momento como sería el procedimiento y que yo ganaría el 30% de las ganancias, el resto lo tendrían Luciana Rivero” y agregó que “a mí me pareció una ventana para ganar algo más y la misma contadora Rivero me hace los papeles para poder yo presentarme como proveedor”.

“A través de Fabián Marchione, Luciana me mandaba a decir cuáles eran los productos que estaban necesitando e inclusive cuál era el precio tope que podíamos facturar en los presupuestos”, sumó y detalló que “fuimos facturando cada vez más hasta sumar los 3 millones de pesos y en octubre Telmo Benítez de una radio pone en la palestra pública el tema de las facturaciones”.

Urrijola señaló que “debido a cosas que fueron pasando en el camino tomo la decisión de hacerlo público, fui objeto de amenazas y señalamientos, que serán aclaradas en la justicia. Yo no estoy escondido, yo hago esto para no deslindar responsabilidad que las tengo, pero quiero liberarme de un peso y que quede aclarado, porque han sido muchos meses de acusaciones y eso pasaba factura en lo personal, no quiero seguir con esta situación”.

Según el arrepentido hacerlo público fue una manera de “resarcir un poco el daño que se le había hecho ya a Telmo Benítez quien recibió cartas documento y agresiones”.

Por otro lado recordó que “la última entrega de elementos de limpieza fue en diciembre o primeros días de enero de este año, se había facturado  hasta ese momento más de 3 millones de pesos al Municipio de Tolhuin, yo me llevaba el 30% de la utilidad y el resto era para Rivero y Marchione”.

¿Cómo se capitalizó una empresa que surgió de la nada? “La primera compra se realizó con un cheque de Luciana Rivero, que se la hicimos a un establecimiento de Rio Grande, al que oportunamente la justicia le pedirá cuentas y van a ver que eran cheques de la secretaria de Hacienda Luciana Rivero”, explicó Urrijola.

Sin embargo el denunciante asegura que financieramente no manejaba la empresa de la cual era titular. “Mi cuenta y su acceso la tenía Fabián Marchione, yo no la agarre mi plástico hasta agosto del año pasado cuando él me dice que extraiga efectivo y se lo lleve, que de hecho están todos los movimientos en cajeros y es fácilmente comprobable porque hay transferencias que se hicieron y cámaras en los cajeros automáticos”.

De mi cuenta hay transferencias al padre de Marchione, que es José Marchione, hay 200 mil pesos de transferencia a la suegra de Marchione que también trabaja en la muni, hay transferencias a un socio de él en Buenos Aires, entre otros porque el uso de las cuentas la tenía el y se va a poder determinar”, sumó.

Cuando todo sale a la luz en octubre del año pasado se realizó una reunión en la que participaron los involucrados de la empresa fantasma. “Hubo un hecho que desbordó la paciencia de algunos”, afirmó.

Urrijola asegura que estos hechos se desarrollaron en ese momento bajo el conocimiento del intendente de Tolhuin Daniel Harrington. “Él no sé si sabía de la facturación, tampoco lo voy a acusar directamente, pero en octubre del año pasado el habla con Luciana Rivero sobre este tema, y las facturaciones siguieron hasta diciembre”, aseveró.

Lavandina a $765

¿Cómo se definían los precios? “Los precios me los decía Fabián Marchione por orden de Luciana Rivero. Después del problema, Luciana se acerca al aserradero donde yo trabajaba con los expedientes y me dice ´tenemos que poner esto en regla, porque si no acá se va a armar un problema´”.

“En mayo yo le enviaba a Rivero los presupuestos que ella me iba pidiendo para ir completando los expedientes, son presupuestos nuestros y de otras firmas” dijo Urrijola asegurando que incluso los presupuestos de otras empresas que debían presentarse para que el precio de “3DF” sea el mejor, eran inventados: “Los forjábamos nosotros mismos”, dijo.

La factura de 5 litros de lavandina a $765 es uno de los tantos números que reflejan los sobreprecios cometidos, cuando en ese momento en el mercado se conseguía a $365. Esto era justificado por ellos mismos con presupuestos inventados de otras empresas que superaban el valor de “3DF”.

Esa operatoria se hizo por lo menos unas diez veces, porque la modalidad para contratar con la muni era concurso de precios, que era manejado por la contadora Municipal Luciana Rivero”, agregó.

Consultado nuevamente sobre si el intendente Daniel Harrington sabia sobre los movimientos de su secretaria de Hacienda, Urrijola sostuvo que “con precisión no sé si sabía o no, yo puedo decir con certeza que Luciana lo sabía porque junto con el marido ideó este esquema; en mi opinión Harrington sabia porque hace poco salió a desmentir lo que yo estaba denunciando siendo que están las pruebas y me parece que es una aparente actitud de complicidad”.

Finalmente sobre el curso de la causa en la que quedaría como co-imputado, el denunciante aseguró que “yo espero que la investigación siga el curso que deba seguir y yo pagar las consecuencias que deba pagar”.

“Recibí agresiones, amenazas por teléfono desde número privado, agredieron un auto de mi propiedad” dijo cerró diciendo que “la denuncia la hice porque busque tranquilidad y poder trabajar en otro lado porque estoy manchado”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS