viernes 22 de noviembre de 2019 - Edición Nº1159
Critica Sur » Sociedad » 29 mar 2017

Marihuana medicinal: “Tiene efectos benéficos utilizada bajo supervisión médica”

El doctor Aldo Orrego, médico oncólogo del Hospital Regional Río Grande, se refirió a la posible sanción en el Senado de la Nación de la legalización del cannabis para uso medicinal. “Tiene efectos anti nauseoso, calmante, estimula el apetito, y mejora trastornos de ansiedad y sueño”, aseguró.


La Cámara de Senadores sesionará a partir de las 14.30 de este miércoles con una variada agenda de temas entre los que se encuentra la posibilidad de convertir en ley el proyecto que propone reglamentar la investigación para el uso medicinal de la planta de cannabis.

Consultado por Fm Aire Libre, el médico oncólogo del Hospital Regional Río Grande, Aldo Orrego, señaló que “el cannabis medicinal se está usando con efectos positivos en varios países hace algunos años, es decir que tenemos farmacológicamente y científicamente, ciertos usos y aplicaciones en los cuales tenemos comprobación”.

¿Cuáles son esos efectos positivos del aceite de cannabis en los pacientes con cáncer? “Tiene el efectos anti nauseoso, estimula el apetito, y calma trastornos de ansiedad y sueño”, detalló el especialista.

“Yo desde mi especialidad como oncólogo podría decir que hay ciertas indicaciones que los colegas de otros países tengo entendido que lo utilizan, principalmente en cuanto a efectos colaterales de la quimioterapia”, aseguró.

El médico explicó que “he atendido pacientes que accedieron a un medicamento que se llama Nabilona, y que por ejemplo los mejores medicamentos para mejorar los vómitos de la quimioterapia no la controlaban, y estos pacientes que accedían a comprar este canabinoide procesado farmacológicamente, tenían buenos resultados”.

Incluso actualmente en oncología, para tratar dolores extremos difíciles de calmar en pacientes con cáncer avanzado se usan derivados de opio, el más famoso es la morfina, pero también otros como oxicodona y dramadol.

“En la misma senda se utiliza este aceite de cannabis para aliviar síntomas oncológicos de pacientes que están con enfermedad avanzada, como la sensación de falta de aire, o pacientes que están postrados en mal estado general, y en este caso los cannabinoides brindan un paliativo”, indica.

La otra rama de los cannabinoides es que se abre toda una etapa de investigación, a la que los médicos le llaman farmacovigilancia. “Para cualquier otro efecto que el médico busque del canabinoide se abren líneas investigativas en seres humanos a partir de ahora”, afirmó.

Orrego señaló que hasta el momento estos tratamientos no podían ser aplicados por los médicos, si bien muchos pacientes acceden a través de otras vías, por ejemplo trayendo el aceite de cannabis desde Chile o El Bolsón. “Necesitamos la Ley para que el paciente pueda tener acceso, sin embargo hoy en día tengo entendido que hoy mismo en Río Grande hay personas que a través de Chile acceden y lo usan”, indicó.

“Este aceite canabinoide depende la indicación que tenga cada uno, en oncología se utiliza en gotas generalmente porque el tiempo que permanece activo en sangre no es de más de seis horas. Nosotros usamos una dosis de tres o cuatro gotas cada seis horas; dependiendo del caso, el peso corporal del paciente y por qué le estamos indicando el tratamiento, si es para dolor o por otro tema”, detalló.

En este orden precisó que “las investigaciones clínicas han comparado que este tratamiento comparado con el diclofenac o un preparado con ibuprofeno, en el caso de vómitos comparado con el relivarán, los datos dieron a favor, que el efecto farmacológico existe en el caso del canabinoide”.

“Es un tema controversial, a mí me parece bien que se lo importe en forma controlada farmacológicamente. El tema de utilizar la planta es que corremos el riesgo, al no ser farmacólogos ni bioquímicos, que podemos preparar un principio activo y suministrarlo a una persona enferma”, alertó.

A modo de ejemplo, dijo que “si existiera una planta de diclofenac y yo fabrico el diclofenac en mi casa, quizás no le estaría dando la dosis terapéutica; 75 mg es una dosis terapéutica, 300 mg puede ser peligroso y provocar una hemorragia digestiva o falla de los riñones, a ese punto voy con el tema de los cannabinoides”.

Además opinó que “eso de tener la planta en la casa no creo que sea lo correcto, porque no estaríamos dosificándolo adecuadamente”.

Por último indicó que “para mí es un aliado más terapéutico que tengo dentro de todo el resto de medicamentos que uno puede usar para mejorar la calidad de vida de un paciente con cáncer”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS