martes 24 de noviembre de 2020 - Edición Nº1527
Critica Sur » Turismo » 24 oct 2020

turismo en pandemia

Península Mitre a contra reloj para la temporada turística

La posibilidad de un amplio movimiento entre los residentes por la llegada del verano pone sobre el escenario nuevamente la necesidad de la creación del área protegida. La organización, el aporte de recursos humanos y económicos y el potencial que posee hacen de Península Mitre una de las prioridades de cara a la época estival.


Por:
El Rompehielos

La Legislatura fueguina espera en pocos días la respuesta del Gobierno Provincial del proyecto remitido por la comisión de Recursos Naturales para la creación del Área Provincial Protegida Península Mitre.

De cara a una temporada que plantea nuevos desafíos para la actividad turística provincial, uno de los protagonistas que espera la sanción de la norma es el In.Fue.Tur. Lucía Pérez es directora de planificación y desarrollo turístico del Instituto Fueguino de Turismo, es licenciada en turismo y docente de turismo en la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, y dio detalles sobre el aporte que se hace a este proyecto desde aquel sector.

“La actividad turística es sumamente importante en todo lo que hace al desarrollo de Tierra del Fuego desde distintos lugares. Desde el punto de vista económico, fundamentalmente, porque el turismo extranjero representa el ingreso de divisas a nuestra provincia y eso es sumamente importante; y para el caso del turismo interno, representa un importante volumen que se va incrementando año a año y potencia los distintos lugares que tenemos dentro de nuestra provincia”.

Para Pérez, la actividad turística produce un “efecto multiplicador”, o “derrame” dentro del territorio, en relación con actividades directamente vinculadas con el servicio turístico como es el caso de la hotelería, agencias de viajes, los prestadores de turismo, guías de turismo y de montaña; pero además las otras actividades indirectas que se ven beneficiadas con la actividad turística, como el caso de la gastronomía, el trasporte en todas sus modalidades, como así también las empresas de bienes y servicios.

El beneficio de la actividad es múltiple, con la generación de puestos de trabajo en franco ascenso en toda la provincia, o por lo menos hasta el inicio de la pandemia. En este contexto, el potencial de Península Mitre es evidente como así también la imperiosa necesidad de la creación del área protegida.

“Nosotros desde turismo trabajamos desde hace muchos años con las áreas protegidas provinciales” en conjunto con la Secretaría de Ambiente y la Dirección de Áreas Protegidas, entendiendo que “el turismo es un elemento que potencia a las Áreas Protegidas y que contribuye y colabora a cumplir con los objetivos primordiales que tiene” relacionados con la preservación, pero también con la educación.

“A través de la actividad turística se puede poner en valor lo que representan las Áreas Protegidas” remarcó Pérez. En particular con el caso Península Mitre desde el In.Fue.Tur viene trabajando, al igual que muchas otras organizaciones, para la creación del Área Protegida.

“La proyección turística va a ir de la mano, una vez creada el área protegida, y se defina el plan de manejo” donde se podrán delimitar las áreas que podrán ser utilizadas con fines turísticos. Es ahí donde el In.Fue.Tur toma relevancia. Es un trabajo conjunto con la autoridad de aplicación y en donde el Instituto contribuye con el ordenamiento de actividades en los espacios habilitados.

El In.Fue.Tur viene trabando también en el proceso previo, donde Pérez relata que “hemos visto la potencialidad que tiene Península Mitre. Sabemos cuáles pueden ser algunos de los productos que se pueden poner en valor” pero todo queda supeditado a la creación del área protegida y el posterior establecimiento del plan de manejo.

De cara a una nueva temporada turística Península Mitre en la actualidad se encuentra expuesta a situaciones como las vividas la temporada anterior con el ingreso de camionetas 4x4 sobre los turbales.

Frente a este escenario, Pérez considera que “lo fundamental es lograr que salga la ley, que se apruebe y que sea un área protegida” y explica que, actualmente, “lo que sucede es que no existe una única autoridad de aplicación para controlar efectivamente esta situación. En el caso de Península Mitre hoy no es un área protegida. El In.Fue.Tur regula, o puede controlar en la medida que sea una actividad turística. Y en general lo que viene sucediendo, es que no son actividades turísticas” por lo que el Instituto no es autoridad de aplicación. 

Por otro lado, junto a la sanción de esta ley, también se espera que se debatan en la Legislatura la ley de manejo del fuego, la creación del cuerpo de Guardaparques y la ley de fondos para las áreas protegidas que fortalecería en general el sistema provincial. La especialista recordó que, con el sistema de áreas protegidas, la presencia de guardaparques simplifica esta tarea de concientización y contención.

Desde el In.Fue.Tur, explica que “nosotros particularmente estamos trabajando en conjunto con el Ministerio de Producción y Ambiente, y con la secretaría desde hace un tiempo, sobre pautas de conducta e informar a la comunidad sobre las recomendaciones, precauciones que se debe tener. No solo por Península Mitre, sino por las actividades que se realizan en espacios naturales”.

Resta esperar la respuesta del gobierno y la convocatoria de la Comisión 3 que preside la oficialista Mónica Acosta para que el proyecto pueda llegar a ser debatido en el recinto previo dictamen de la misma.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS