martes 20 de octubre de 2020 - Edición Nº1492
Critica Sur » Provincia » 25 sep 2020

SALUD PÚBLICA

Tierra del Fuego triplicó la cantidad de camas en terapia intensiva durante la pandemia

Según un informe de la Fundación Mediterránea-IREAL, Tierra del Fuego es una de las provincias que triplicó el número de camas en terapia intensiva durante la pandemia. Además, es considerada como la provincia con mayor capacidad para atender a los adultos mayores de su población.


Por:
Redacción Crítica Sur

De acuerdo a un informe de la Fundación Mediterránea-IREAL, Tierra del Fuego es una de las provincias que triplicó el número de camas en terapia intensiva durante la pandemia.

La cantidad de camas de unidad de terapia intensiva (UTI) representa un importante dato a seguir como medida de disponibilidad de recursos para la atención de pacientes en centros hospitalarios. Antes de la pandemia, Argentina contaba con 8.584 camas de terapia intensiva. Actualmente, se registran 12.023 camas UTI.

Para analizar este dato, se tienen en cuenta distintas métricas: la cantidad de camas UTI cada 10.000 habitantes, cada 1.000 personas mayores a 65 años y cada 1.000 contagios. Esta última métrica, resulta la más alarmante donde Argentina sólo tiene capacidad para proveer con cuidados intensivos al 3,7% de los contagios, cuando en promedio, se espera que el 5% de los pacientes sean críticos

Aquí aparecerían como más complicadas: Buenos Aires (18 camas UTI cada mil contagiados), Mendoza (21), Jujuy (22), Río Negro (24), Santa Cruz (31) y Santa Fe (37).

Por último se destaca el esfuerzo de cada provincia en incrementar su número de camas UTI en los seis meses de cuarentena y distanciamiento social.

Las provincias que duplicaron e incluso triplicaron su cantidad de camas, fueron aquellas que comenzaron el año con un número precario, como Tierra del Fuego, que de 20 camas pasó a 70. Las demás jurisdicciones aumentaron sus camas en un promedio del 40%.

Tras registrarse los primeros 100 casos de coronavirus COVID-19 en el territorio argentino, el confinamiento obligatorio comenzó a regir a partir del viernes 20 de marzo. En el día de hoy, a seis meses de cuarentena y de convivencia con el virus, cabe preguntarse cuál fue el progreso de cada provincia a la hora de equiparse para atender a los pacientes en condiciones críticas. De esta manera, la cantidad de camas de terapia intensiva se constituye como uno de los datos más importantes a seguir.

Argentina, antes de ser abatida por la pandemia poseía una razón de 1,9 camas de terapia intensiva cada 10.000 habitantes. Actualmente, existen 2,6 camas UTI cada 10.000 argentinos. A su vez, si se considera la población de riesgo, existe un total de 2,3 camas cada mil personas mayores a 65 años.

Bajo esta última métrica, Tierra del Fuego (6,7) y Catamarca (6,5) se posicionan como las provincias con mayor capacidad para atender a los adultos mayores de su población, mientras que Mendoza (1,4), Entre Ríos (1,5) y Buenos Aires (1,5) se colocan en la base de este ranking. De hecho, si se considera el Área Metropolitana bonaerense (CABA + Buenos Aires), la razón de 2 camas UTI cada mil adultos mayores se ubica debajo del total del país.

A fines de marzo, se contabilizaron 8.584 camas de terapia intensiva, donde el 50% de las camas eran concentradas por las jurisdicciones de Buenos Aires (2.862), CABA (1.173) y Córdoba (1.020). Seis meses después, se registran 12.023 camas y dicha concentración se mantiene.

Según la OMS, el 5% de los contagios de COVID-19 requerirán cuidados intensivos. Esto significa que cada 1.000 contagios, 50 requerirán una cama UTI. Considerando la cantidad de infectados desde el 22 de agosto al 22 de septiembre, nuestro país cuenta con 37 camas cada mil contagios, lo que implica que Argentina solo tiene la posibilidad de proveer cuidados críticos al 3,7% de los contagiados, siendo heterogénea la situación entre provincias.

Aquí aparecerían como más complicadas: Buenos Aires (18 camas UTI cada mil contagiados), Mendoza (21), Jujuy (22), Río Negro (24), Santa Cruz (31) y Santa Fe (37).

Por último, cabe destacar el progreso de cada provincia al incorporar este tipo de camas. El AMBA adquirió alrededor de 1142 camas UTI, un 25% más de lo que poseía a principio de año. Provincias como Tierra del Fuego, Neuquén, Catamarca y Tucumán duplicaron y hasta triplicaron la cantidad de camas de terapia que disponían en un principio. Así, pasaron de poseer entre 1,2 y 2 camas de terapia intensiva cada diez mil habitantes, a disponer entre 4 y 6 camas bajo la misma métrica.

Cabe destacar que la cantidad de camas críticas y de terapia intensiva registradas se contabilizan al mes de julio. Los esfuerzos de las provincias para incrementar su capacidad hospitalaria frente a la amenaza de un colapso sanitario han persistido. Sin embargo, no se presentaron grandes avances entre los meses de julio y septiembre.

A modo de cierre, se resalta la ocupación de camas UTI en la última fecha registrada del 22 de septiembre. En AMBA la ocupación fue del 65,9% y a nivel nacional del 60,4%. A su vez, se registraron 470 muertes en la fecha mencionada, sumando un total de 13.952 fallecidos por coronavirus COVID-19 en el país.

Fuente: Economis.com.ar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS