viernes 03 de julio de 2020 - Edición Nº1383
Critica Sur » Malvinas » 22 jun 2020

POLITICA

Alberto Fernández suma veteranos a estrategia sobre Malvinas

Ya ingresó al Senado el proyecto que crea el Consejo Nacional Asesor de Políticas sobre las islas.


Por primera vez los veteranos de Guerra de las Malvinas tienen voz y forman parte de una iniciativa del Poder Ejecutivo de largo plazo en políticas referidas a las islas.

El presidente Alberto Fernández anunció en el Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, el envío al Congreso de tres proyectos de ley con el objetivo de reafirmar y darle estatus de política de Estado al reclamo argentino de soberanía, además de proteger los recursos naturales nacionales. Dos de ellos ingresaron ya al Senado, el que propone la creación del Consejo Nacional Asesor de Políticas Sobre Malvinas, y el que establece la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma argentina más allá de las 200 millas que busca afianzar la soberanía argentina sobre las aguas del Atlántico Sur, las Islas Malvinas y su espacio marítimo circundante.

La creación del Consejo Nacional Asesor de Políticas sobre Malvinas que gestionará bajo el mando del Presidente, dio por primera vez entrada a los veteranos de guerra a un espacio de máximo nivel de decisión política. Comparten la posición con integrantes de peso: el ministro de Relaciones Exteriores, el secretario de Malvinas de la Cancillería, un senador y un diputado designados por cada uno de los tres bloques con mayor representación parlamentaria, el gobernador de Tierra del Fuego, dos especialistas en derecho internacional y tres representantes del sector académico y científico de reconocida trayectoria en la materia.

El objetivo del Consejo en pocas palabras será formular y sostener políticas de Estado a mediano y largo plazo acerca del escenario del Atlántico sur. Se propone llevar adelante de manera consensuada la elaboración del sustento de la posición argentina en la disputa con el Reino Unido en su aspecto geográfico, ambiental, histórico, jurídico y político y, obvio, que sea finalmente una política duradera a distintos gobiernos. Podría esperarse que queden de lado los barquinazos de antaño, ese penduleo entre el hielo bilateral con el Reino Unido y la sobreactuación amistosa, posturas que debilitan por igual el interés del país en la cuestión del Atlántico sur.

La mesa de unidad integrada por la Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina, entidad que nuclea agrupaciones de 20 provincias y la Carpa Verde, línea Nacional, elevó una postulación al presidente Fernández con copia al canciller Felipe Solá. La carta dice: “Aplaudimos y agradecemos la inclusión, en la mesa donde se genera políticas sobre Malvinas, a un protagonista del conflicto bélico, llevado a cabo en 1982, y entendemos que ese integrante debe contar con la genuina representación del conjunto de las organizaciones legalmente constituidas y refrendadas por los organismos que corresponden a cada provincia”.

“En la Comisión se encuentran los actores más representativos, que fueron elegidos mediante el voto democrático y de forma federal, que constituyen a nuestras provincias, por tal motivo, creemos e impulsamos que el integrante representativo, de forma natural, definida y lógica, es el actual presidente de la Comisión Nacional de Excombatientes de Malvinas de la República Argentina, VGM Adolfo Schweighofer”.

La Comisión Nacional de Excombatientes de Malvinas fue creada en 1994 para canalizar y resolver las problemáticas de los veteranos de guerra, está en la órbita del ministerio de Interior. Schweighofer llegó a la presidencia de la Comisión Nacional luego de una elección celebrada entre todas las agrupaciones de veteranos de las distintas provincias. Pertenece a la región Litoral, es oriundo de la provincia del ministro de Defensa Agustín Rossi, Santa Fe. Perteneció a la tripulación del destructor ARA Piedrabuena enlistado como conscripto de la clase 1962.

Sobrellevó como tantos el estrés de combate en aquella jornada del 2 de mayo cuando los torpedos del submarino británico HMS Conqueror hundieron al crucero ARA General Belgrano. El destructor Piedrabuena navegaba junto al Belgrano y al destructor ARA Bouchard, los tres navíos integraban el grupo de tareas 79.3. El Piedrabuena y su tripulación se convertirían poco después en los primeros en comenzar el rescate, salvaron 273 marinos del ARA General Belgrano.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS