domingo 25 de octubre de 2020 - Edición Nº1497
Critica Sur » Provincia » 14 may 2020

según estudio privado

Coronavirus: cuáles son los trabajos más riesgosos, según la proximidad con los demás

Para tratar de evaluar cuál es el impacto de cada actividad, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) hizo un estudio sobre el nivel de proximidad física con otras personas que requiere cada ocupación, según la Clasificación Nacional de Ocupaciones.


Por:
Clarín

Para tratar de evaluar cuál es el impacto de cada actividad, Cippec hizo un estudio sobre el nivel de proximidad física con otras personas que requiere cada ocupación, según la Clasificación Nacional de Ocupaciones.

"Como es de esperar, los trabajos asociados a la salud o los servicios personales son de proximidad alta, mientras que los administrativos y servicios profesionales o financieros requieren menor cercanía física", indica el trabajo.

La mayoría de actividades de proximidad baja corresponden a mujeres que trabajan en el servicio doméstico (salvo las que cuidan a otras personas). También están en este grupo la administración pública, agricultura y minería y segmento del comercio. Son ocupaciones que no requieren interacción con otras personas o requieren interacción a distancia (por ejemplo, aquellos que trabajan en oficinas individuales).

La mayor parte de las actividades se concentran en proximidades medias, que requieren interacción cercana (por ejemplo quienes comparten una oficina o un mismo espacio de trabajo).

En este grupo están las áreas de transporte y almacenamiento y buena parte de la industria manufacturera -con proximidad media-baja-, mientras que la construcción y la enseñanza tienen una proximidad media-alta.

Para el Cippec, "el desafío que enfrenta la política pública es considerable: supone una reingeniería del proceso productivo de una magnitud sin precedentes, en un marco de urgencia sanitaria y económica y con recursos limitados".

En este contexto, el think tank que lidera Julia Pomares hizo un relevamiento a nivel país y detectó que hay 5,3 millones de trabajadores expuestos a diferentes niveles de vulnerabilidad económica frente a la pandemia porque no se encuentran exceptuados de trabajar (como sí lo está un grupo que abarca a 4 millones de personas) ni pueden realizar las tareas desde su casa (otras 2,2 millones) y para los cuales hacen falta políticas públicas específicas. Se trata de un segmento muy vulnerable: pertenece a los deciles más bajos en términos de ingreso, son principalmente informales y sólo de uno de cada diez cuenta con calificaciones profesionales o técnicas.

De estos 5,3 millones de trabajadores, 800 mil se desempeñan en trabajos de proximidad baja. Se trata de un grupo particularmente vulnerable en términos económicos y sociales: el 90% son mujeres, 60% del grupo asalariado trabaja en la informalidad, y 65% de los que declaran ingresos se agrupa en los primeros tres deciles. En términos de rama de actividad, el 80% trabaja en el segmento de limpieza del servicio doméstico, y poco menos del 10% en ramas no teletrabajables asociadas a la enseñanza.

En las ocupaciones vulnerables de proximidad media está el 30% de todos los ocupados, es decir, unos 3,6 millones de personas. La mayoría son hombres (75%), y la informalidad promedio roza el 50%. Gran parte de las ocupaciones son de calificación operativa (80%) y un grupo muy pequeño es profesional (2%). Allí prevalecen las actividades de comercio, construcción e industria.

Por último, las ocupaciones de proximidad alta -que requieren menos de un brazo de distancia o directamente contacto físico con otras personas - representan a casi un millón de trabajadores. Es un sector de alta vulnerabilidad social en donde la informalidad alcanza el 55% y las ocupaciones operativas y no calificadas comprenden al 80% de los ocupados. El 65% son mujeres que se desempeñan principalmente en servicios domésticos, particularmente en el segmento de cuidado de personas y servicios de sanidad no calificados. También tienen un rol importante los servicios personales, las actividades relacionadas con la enseñanza, los servicios de alojamiento y gastronomía y el comercio.

Quiénes usan el transporte

Además de la proximidad en el trabajo, el uso del transporte según la actividad también impacta en el contagio.Y hay sectores productivos con mayor prevalencia a utilizar transporte público, dice Cippec, como las ramas asociadas a los servicios. El 44% de los trabajadores del servicio doméstico y de servicios esenciales y de salud utilizan el subte, tren, colectivo, trolebús o combi.

En el caso de la construcción, lo utiliza un poco menos que el 30%. “Los problemas de aglomeración en transporte público son propios de las grandes urbes urbanas, y no necesariamente representan un problema de magnitud en las ciudades pequeñas o los pueblos. En el aglomerado del Gran Buenos Aires, que incluye a CABA y los partidos de conurbano bonaerense, el porcentaje de trabajadores que utiliza algún medio de transporte público llega al 51%, mientras que en la región Noroeste apenas supera el 15%”, señala el documento.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS