jueves 02 de julio de 2020 - Edición Nº1382
Critica Sur » Provincia » 13 ene 2020

campaña antártica de verano

25 científicos están a bordo del “Irízar” para encarar investigaciones en la Antártida

Quienes se quedan durante todo el año hacen investigaciones en todas las ramas de la biología, analizando desde bacterias hasta elefantes marinos, pasando por el plancton, fitoplancton, bivalvos, peces, pingüinos, aves y mamíferos. En química marina también se estudia la contaminación marina por parte de los hidrocarburos, metales pesados y micro plástico.


Por:
Gaceta Marinera

Durante la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano embarcaron en el rompehielos ARA “Almirante Irízar”, 25 científicos de la Dirección Nacional del Antártico. El grupo está a cargo del Doctor en Oceanografía y Licenciado en Ciencias del Ambiente Antonio Curtosi, quien tiene el cargo de Coordinador de Ciencias Fisico-químicas e Investigaciones Ambientales del Instituto Antártico Argentino.

Los investigadores que se encuentran a bordo son del CONICET y de Organizaciones no Gubernamentales como por ejemplo la Fundación Cethus. En líneas generales los estudios que se realizan desde el rompehielos están relacionados con el censo de la fauna marina y la observación de aves.

Parte del grupo de científicos se encuentra en tránsito ya que su labor está en las bases. Algunos desembarcarán para la instalación de equipos y otros permanecerán realizando invernadas o bien hasta la tercera etapa de la Campaña Antártica presente.

Quienes se quedan durante todo el año hacen investigaciones en todas las ramas de la biología, analizando desde bacterias hasta elefantes marinos, pasando por el plancton, fitoplancton, bivalvos, peces, pingüinos, aves y mamíferos. En química marina también se estudia la contaminación marina por parte de los hidrocarburos, metales pesados y micro plástico. La geología también tiene un amplio despliegue en la zona cercana a Marambio, donde se estudian las distintas eras geológicas y fósiles; en síntesis la historia antigua de la tierra.

“Hoy, el rompehielos nos permite transportar más cantidad de personas y equipos, que si lo hiciéramos en otras unidades. Además cuenta con laboratorios que nos permiten hacer ciencia en lugares donde otros no pueden llegar”, explicó el Doctor Curtosi.

También agregó: “estamos esperando conseguir más equipamiento por parte del Instituto Antártico ya que el buque tiene un potencial muy grande para hacer ciencia, convirtiéndolo así en un verdadero buque oceanográfico”.

El Instituto Antártico Argentino supo acoplarse al funcionamiento del Comando Conjunto Antártico, generando así un aporte a las políticas nacionales referidas a la soberanía en el continente blanco, la cual no solo está dada por la centenaria presencia sino también por la ciencia.

Al respecto, el Jefe Científico a bordo desarrolla: “si lo fundamental en la Antártida es hacer ciencia, sería absurdo hacer ciencia sin logística. Por tanto hay una simbiosis entre nosotros y los buques de la Armada que va creciendo, y cada año lo vemos reflejado en el trato que tienen los científicos, tanto a bordo como en las bases”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS