sábado 21 de septiembre de 2019 - Edición Nº1097
Critica Sur » Turismo » 10 sep 2019

ECONOMÍA

La industria de cruceros apunta a trasladar a Argentina un millón de turistas en 2023

Lo informó el Centro de Navegación Argentina. Esperan este crecimiento por las reducciones en peajes y tasas, que hicieron crecer al sector.


La industria de cruceros apunta a trasladar a Argentina un millón de turistas en 2023, conforme la tendencia que marca el incremento del 50% de recaladas de esos buques en las ciudades de Buenos Aires y Puerto Madryn entre las temporadas 2015/16 y 2019/20, informó el Centro de Navegación Argentina.

El informe de esta centenaria entidad que agrupa a las agencias marítimas y otras instituciones del sector en el país, destacó entre las causa de ese crecimiento las mejoras en infraestructura, bajas en los costos y cambios en las normativas.

De acuerdo a esos parámetros y la continuidad de las mejoras mencionadas, se proyecta llegar al millón de turistas que arriben por vía marítima a Argentina en 2023.

El informe elaborado por la Comisión de Cruceros del Centro de Navegación, indica que hubo una variedad de factores, impulsados en forma conjunta por organismos públicos y privados, que incidieron en el fuerte crecimiento del sector en los últimos años.

En cuanto a los costos, se lograron significativas reducciones que incidieron en la competitividad del sector, tales como la reducción del 20% en peajes de Hidrovia, del 66% en la Tasa Pasajeros en Migraciones, y 53% sobre la Tasa de Pasajeros en el Puerto de Buenos Aires.

También hubo quitas del 100% en tasas por el servicio de faros y balizas y por el uso de Puerto Buenos Aires en el caso de buques de gran porte, que en Puerto Madryn es de hasta el 25% por volumen y en Ushuaia se redujo un 33% la tasa de Pasajeros.

A nivel infraestructura, los tres cambios más importantes fueron la mejora de la conexión vial Terminal de Cruceros-Paseo del Bajo, la ampliación del muelle para cruceros de Puerto Madryn y el dragado en el Puerto de Ushuaia.

Ante organismos de sanidad, se logró eliminar el requisito de la vacuna para la fiebre amarilla, salvo en caso que el buque provenga de zona endémica.

En Migraciones, se simplificaron los trámites para la eliminación de la tasa de reciprocidad y la utilización de la visa electrónica.

Desde el Centro de Navegación también se impulsaron cambios normativos en relación a la Aduana, como el aprovisionamiento.

En ese sentido, se promueve que los barcos puedan definir los puertos argentinos donde recibir en forma ágil y eficiente todo lo que los pasajeros consumen, como carnes, frutas, verduras y vinos, lo que permite ingresar los productos argentinos naturalmente y sin trabas a cada barco, sin costos extra.

También se modificó el formato de presentación de la declaración de rancho y pacotilla (provisiones y efectos personales de los tripulantes), que antes eran muy extensas, en algunos casos más de 2.000 páginas, y ahora se redujo a lo realmente necesario para el control aduanero en los mismos términos y condiciones que en el resto del mundo, apuntó el Centro de Navegación.

En lo que respecta a los combustibles, se terminó con la imposibilidad de cargar los tanques en forma limitada, sujetas a interpretaciones de viajes que no se condecían con las necesidades reales de los buques, indicó.

Las consecuencias de todos estos avances son significativas para el turismo y la economía argentina, indica el informe del Centro de Navegación Argentina al remarcar la fuerte incidencia en la generación de divisas para el país.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS