sábado 14 de diciembre de 2019 - Edición Nº1181
Critica Sur » Provincia » 14 ago 2019

ECONOMÍA

Almaceneros, supermercados, mayoristas: alerta por subas tras la devaluación

El referente de los almaceneros en Río Grande, Luis Schreiber, se refirió a la situación de los comerciantes minoristas después de la escalada del dólar de este último lunes. Mayoristas dicen que están decidiendo vender casi sin remarcar precios, pero las listas vienen con un incremento de entre el 15 y el 20 por ciento en todos los productos.


Luego de la brusca devaluación que se produjo tras el resultado electoral, generando importantes movimientos de precios debido a la alta incidencia que tiene la divisa en los costos de producción de los alimentos, el referente de los almaceneros en Río Grande, Luis Schreiber, dijo que “el desconcierto es grande, tanto en el mayorista, como en la gente”.

El comerciante resaltó que “algunos mayoristas comenzaron a vender solo de contado, y no a cuenta como sucedió hasta este último viernes”. “A su parecer esta es la peor crisis, después de la hiperinflación del año 1989”.

Por otro lado, criticó de la competencia desleal afirmando que “no hay controles tanto del estado municipal, como provincial, donde hoy en algunas casas hay verdaderos showrooms que facturan más que cualquier local céntrico”.

Consultado sobre los aumentos que se han verificado durante estás ultimas horas, manifestó que “todavía no he tenido que comprar, pero hasta hoy todo está igual, pero lo poco que he comprado por lo menos nos han vendido, siendo que los mayoristas saben que es lo que vende cada minorista, pero todos tratamos de ser cautelosos, siendo que nuestros clientes tratan de llegar a fin de mes, y no especulan, los que especulan están arriba”.

Resaltó que “hoy los productos que no tienen precio son los importados, aquellos que se manejan directamente con la divisa norteamericana”, dijo, al tiempo que sostuvo que “la escalada de este dólar se venía venir porque lo estaban pisando”.

Con 30 años dedicados al comercio minorista, Screiber afirmó que “esta es la peor crisis que me toca atravesar, o quizás me doy cuenta de las cosas malas que están pasando, quizás en otro tiempo que era más joven la combatía, pero hoy no vemos un horizonte de salida a esta crisis que estamos viviendo”.

“Está crisis es más comparable a la del año 89, que al 2001, donde a la mañana teníamos un precio, a la tarde otro, y a la noche terminábamos con otro tipo de precio, pero lo malo de todo esto es que parece que lo han provocado, diseñado para que estemos así”, sumó.

El gerente de operaciones de Diarco, Diego Malgesini, manifestó en Radio Nacional Ushuaia que el mayorista decidió aumentar un 5% algunos productos y sostener el precio de otros, pero ya tienen un aviso de aumento de entre el 15 y 20% en todos. Por ahora siguen vendiendo al público, pero no están pudiendo comprar porque los distribuidores no les quieren vender, indicó.

La corrida cambiaria recién empieza a provocar efectos, dado que resta el impacto en el valor de combustibles y tarifas, que están dolarizadas. “A nosotros los proveedores no nos están tomando pedidos. Están hablando de un aumento del 15 y el 20% sobre los precios de lista. El aumento es sobre todos los productos en general”, señaló Malgesini, y observó que “en cualquier momento de la cadena, el producto está tocado por el dólar. Con el solo hecho de que toque el ítem nafta, ya se dispara”.

“Nosotros estamos intentando sostener la situación, hubo unos productos muy taquilleros de primera que los subimos un 5% nadas más, como para no descapitalizarnos, y estamos con las puertas abiertas atendiendo a nuestros clientes, para respetar nuestro negocio y el del comerciante, que es nuestro cliente. La verdad es difícil porque estamos vendiendo y no estamos pudiendo comprar”, planteó.

Consultado acerca de hasta cuándo se puede sostener esta situación, no lo pudo predecir. “El lunes se juntó la cúpula de Diarco y se decidió hacer esto, el martes ocurrió lo mismo y esto va a ser un día a día, porque no sabemos con qué nos encontramos”, sostuvo.

“Los productos que vende Diarco en un 95% son nacionales, pero hay productos importados, electrodomésticos de afuera y hay un pequeño grupo que viene del exterior”, señaló, si bien el impacto de la corrida cambiaria es sobre todos los productos, incluidos los nacionales.

“La situación se complica para cualquier comerciante cuando no hay un panorama cierto hacia adelante. Todo el mundo en su negocio tiene el cálculo de los gastos de mano de obra, de inversión, de servicios, de alquileres, y todos estos ítems, cuando no hay un precio fijo del dólar, van variando constantemente. Es difícil proyectar un negocio hacia adelante con todo esto”, alertó el gerente.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS