lunes 27 de enero de 2020 - Edición Nº1225
Critica Sur » Sociedad » 27 jun 2018

SOCIEDAD

Tips para tener en cuenta para hacer un uso seguro del gas

Con la llegada del invierno, aumenta el uso del gas natural en los hogares para calefaccionar los espacios. Algunos consejos para prevenir accidentes y para hacer un uso cuidadoso de esta fuente de energía.


Con el  frío intenso que trajo el invierno, quedarse en casa con la calefacción encendida es el mejor plan para pasar el día. Una de las fuentes de calor más utilizadas y elegidas por los argentinos es el gas natural, ya que es accesible y económica frente a otras opciones.

Sin embargo, el uso de artefactos de gas requiere ciertas precauciones para prevenir accidentes domésticos y problemas de salud. 

Sobre el monóxido de carbono

Los artefactos de gas utilizan una sustancia inflamable que puede generar monóxido de carbono (CO) si la combustión es incompleta. Esto se puede deber a una mala instalación, un mal estado del artefacto o una insuficiente renovación de ambientes.

El CO resulta muy peligroso, ya que, al ser inhalado, puede causar lesiones irreversibles al sistema nervioso central o incluso la muerte. Además es difícil de detectar porque no tiene olor ni color y no es irritativo.

La intoxicación por gas produce en un primer momento sueño, y luego dolores de cabeza, náuseas, vómitos, zumbidos de oídos e impotencia muscular. Si la exposición es prolongada, puede producir pérdida de conocimiento y finalmente la muerte.

Para evitar la emisión de monóxido de carbono, se debe revisar el correcto funcionamiento de los artefactos y ventilar los ambientes con regularidad.

Mantenimiento

Todos los años debemos hacer revisar las instalaciones y artefactos por gasistas matriculados. Mientras más antiguas las instalaciones, más frecuentes deben ser los controles.

Además de prevenir accidentes, un mantenimiento adecuado reduce el consumo de energía y extiende la vida útil del artefacto.

Controlar el color de la llama

La llama de los artefactos de gas, como cocina, calefactor, estufa y calefón, debe ser siempre de color azul, silenciosa y estable. Si la llama presenta tonalidades amarillas, naranjas o rojas y crepita, esto significa que la combustión no se está realizando correctamente. En estos casos debemos llamar a un gasista matriculado para que revise las instalaciones.

Ventilar las habitaciones

Es importante controlar que las rejillas de ventilación estén libres de obstrucción para evitar riesgos para la seguridad de las personas. Tambien es crucial ventilar periódicamente los ambientes.

Manchas negras

La aparición en artefactos y alrededor de conductos de ventilación de manchas negras puede indicar un mal funcionamiento de estos y la producción de monóxido de carbono. En estos casos es importante también llamar a un gasista matriculado para que realice el control correspondiente.

Cuidado con las hornallas y con el horno

Recordar siempre que las hornallas y el horno deben utilizarse sólo para cocinar y no para calefaccionar los ambientes. Además los niños no deben encenderlos ni tampoco accionar otros artefactos de gas.

En el encendido de la cocina se debe cuidar que, una vez prendido el quemador, si se apaga se debe cerrar la llave, ventilar unos segundos y recién volver a encender. Además siempre hay que controlar que las perillas estén bien cerradas y que la llama no sobresalga de la olla.

Prevenir incendios

Se debe controlar que no se deje cerca de los artefactos de gas ningún material combustible. Además no debemos colocar la ropa para secar cerca de los artefactos o sobre ellos.

En caso de sospechas de escape de gas, no accionar interruptores eléctricos ni encender fósforos. Se debe cerrar la llave de paso general de gas y ventilar todo el piso. Comprobar de dónde proviene la fuga y, en caso de ser necesario, llamar a un gasista matriculado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS