domingo 18 de agosto de 2019 - Edición Nº1063
Critica Sur » Policiales y Judiciales » 22 abr 2017

El Municipio clausuró anoche una fiesta clandestina en un Centro Cultural

Se vendieron entradas a 150 pesos y cuando personal de Inspección General ingresó al “Centro Cultural La Mateada”, encontraron gran cantidad de menores y alcohol. “El encargado de la fiesta nos dijo que era el festejo de cumpleaños pero el cumpleañero nunca apareció”, dijo José Díaz.


La dirección de Inspección General del Municipio de Río Grande, clausuró anoche el Centro Cultural la Mateada, debido a que en el lugar se desarrollaba una “fiesta clandestina” -según dijo el titular del área, José Díaz- ya que se pudo comprobar que hubo venta de entradas y alcohol a menores de edad.

“Anoche recibimos varios llamados de papás preocupados porque como en otras ocasiones habían recibido comunicaciones diciendo que en la zona de la Margen Sur iba a haber una juntada de menores, para lo cual pagaban 150 pesos y que iba a ser canilla libre”, indicó esta mañana Díaz en Fm Aire Libre.

En este orden precisó que “junto al encargado de los inspectores de Comercio nos dirigimos a la Comisaría Cuarta de la Margen Sur, comunicamos esta situación, y en el camino, alrededor de la 01.15 de hoy encontramos grupos importantes de menores, que caminaban sobre el Puente Mosconi dirigiéndose a la zona del Barrio CAP”.

La fiesta se realizaba en el edificio del Centro Cultural la Matera, en calle Minkiol, al que ingresó el personal Municipal con la colaboración a la Comisaría Cuarta. “Logramos ingresar al edificio conocido como La Matera, una fundación que funciona en ese lugar con varias actividades sociales y de capacitación, allí identificamos a una persona mayor de edad quien dijo ser el encargado de una juntada para el festejo de cumpleaños de un chico de 18 años”, indicó Díaz.

En el lugar “había una presencia impresionante de adolescentes, chicos de muy corta edad, no había ni una galletita ni mucho menos una torta, el espacio estaba limpio con una barra con una gran cantidad de alcohol, bebidas blancas, fernet y cerveza”.

Además señaló que apenas observaron que la fiesta no iba a llevarse a cabo “varios de los chicos pidieron que les devuelvan el dinero de la entrada, algunos se quedaron reclamando y otros se fueron”.

Los funcionarios municipales procedieron a notificar al encargado de la fiesta, al desalojo, el decomiso de la mercadería y la clausura de este lugar. Según se pudo saber, el responsable del evento no forma parte del centro cultural, que le habría alquilado el espacio.

“El encargado de la Mateada llegó después, quien estaba cuando llegamos en un primer momento era un adulto que dijo ser el responsable del encuentro por el supuesto cumpleaños de un chico que no pudo identificar ni lo vimos, fue un cumpleaños sin el cumpleañero”, afirmó.

Y añadió que “la responsable del lugar cuando llegó señaló que ignoraba el fin del alquiler, y que pensaba que solo se iba a realizar un cumpleaños”. Sin embargo Díaz aseveró que “sabemos que esta actividad se había realizado en este mismo lugar en otras ocasiones con la misma metodología”.

El director de Inspección General resaltó que se debe tomar conciencia de que “los chicos transitan muchas calles de la ciudad caminando, hay mucha oscuridad y se dirigen desde puntos muy lejanos con serios riesgos para su seguridad física”.

Por último adelantó que “esto va al Tribunal de Faltas Municipal y seguramente el lunes la jueza tendrá las actuaciones junto a la mercadería decomisada, tendrán que ir a declarar tanto el responsable del evento que es un mayor de edad, como la gente que permitió o alquiló este espacio para esta actividad”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS