sábado 23 de enero de 2021 - Edición Nº1587
Critica Sur » Provincia » 10 ene 2021

clima

Tormenta eléctrica en Río Grande: ¿Por qué no estamos acostumbrados a rayos y truenos?

El fenómeno meteorológico registrado esta madrugada en Río Grande es tan inusual en Tierra del Fuego que, según una investigadora del CADIC, se produce una tormenta eléctrica "cada 2 o 3 años y son de escasa duración".


Por:
Redacción Crítica Sur

Este domingo, alrededor de las 3 de la madrugada, los riograndenses que trasnocharon pudieron apreciar la inusual tormenta eléctrica que se desató en la ciudad, tras un alerta naranja por lluvias emitido durante el sábado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

De acuerdo al organismo, Río Grande sería afectada por "lluvias intensas y persistentes", estimando además valores de precipitación acumulada entre los 15 y 35 mm entre la noche de hoy (por el sábado) y la mañana del domingo.

En el artículo "¿Sabés por qué en Tierra del Fuego no hay rayos ni truenos?" publicado en la revista fueguina de divulgación científica La Lupa, la investigadora Samanta Dodino (CADIC-CONICET) explicó que "las nubes de tormenta se producen gracias a movimientos de masas de aire de diferentes temperaturas de arriba hacia abajo y viceversa. Estos movimientos ocurren porque el suelo está caliente, por lo que aumenta la temperatura del aire circundante y, al ser menos denso, asciende".

"A su vez, el aire frío que está a mayor altitud desciende y a este proceso de ascenso/descenso se lo llama convección. La nube se forma gracias a la humedad que transporta la corriente de aire ascendente. En ese proceso, las ráfagas que ascienden friccionan con las que descienden provocando que la nube se cargue eléctricamente y produzca un rayo al descargarse. Muchas veces el rayo es seguido por un trueno, que es el sonido de la onda de choque causada cuando el rayo calienta instantáneamente el aire", detalló.

Dodina señaló que "en Tierra del Fuego, debido a su latitud, el sol no llega a calentar lo suficiente la superficie de la tierra y, en consecuencia, el clima es frío y la amplitud térmica es baja. Entonces, no se presentan las condiciones para generar una fuerte corriente de aire ascendente que promueva la formación de las nubes tormentosas".

"En días excepcionalmente calurosos, pueden producirse pequeñas tormentas eléctricas, pero la frecuencia es de UNA cada 2 o 3 años y de escasa duración. Así que si hay algo de lo que podemos estar seguros los fueguinos: ¡Las probabilidades de ser alcanzados por un rayo son casi nulas! ¡A disfrutar de nuestros cielos australes!", afirmó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS