lunes 25 de mayo de 2020 - Edición Nº1344
Critica Sur » Provincia » 18 may 2020

TURISMO

Centros invernales abrirían en julio

Si no hay cambios sustanciales en la situación epidemiológica de Tierra del Fuego por el coronavirus, los centros invernales ubicados en la zona de los valles lanzarían la temporada 2020 el 1 de julio. El inicio en el Cerro Castor se produciría el 17 de julio.


 

Los centros invernales ubicados en la zona de los valles estarían lanzando la temporada invernal 2020 el 1 de julio, en tanto que el inicio de la actividad en el centro de montaña Cerro Castor tendría lugar el 17 de julio. Ese es, en principio, el objetivo que se han planteado en conjunto desde el Instituto Fueguino de Turismo y los responsables de los centros invernales de Ushuaia.

El titular del InFueTur, Dante Quercialli precisó que las fechas previstas son tentativas, ya que el cronograma sobre el que se está trabajando está atado tanto a cómo siga evolucionando la curva de contagios en la Provincia como así también a las medidas de flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio  que pueda disponer el Gobierno Nacional para después del 24 de mayo, fecha en que finaliza la 4 fase de la cuarentena administrada.

“A más tardar en la primera quincena de junio ya tenemos  que tener una determinación” sobre las fechas previstas, sobre todo en lo que hace a la apertura del Cerro Castor que requiere “unos 30/45 días previos al inicio de la temporada para tener todo dispuesto”.

Más allá de ello, el titular del InFueTur señaló que ya se está “trabajando en los protocolos para presentar en Salud” tanto los relacionados con la actividad propia de los centros como así también en los referidos a la actividad gastronómica y hotelera.

“Obviamente estamos trabajando para llegar a esa fecha con el levantamiento de las restricciones para circular por la Ruta 3, y también con la flexibilización para la actividad gastronómica y hotelera, porque si no es inviable” pensar en el inicio de las actividades invernales.

Quercialli indicó que se está pensando en una temporada apuntada sustancialmente al turismo interno y al nacional, pero respecto de este último estimó que se tendrá para fines de mayo “un panorama más claro en cuanto a vuelos de cabotaje”. De todas maneras, señaló que históricamente la mayor demanda de turismo nacional comienza a darse a partir del mes de agosto, por lo que existe todavía un plazo prudencial de tiempo para ver cómo evoluciona la situación en el País, máxime teniendo en cuenta que en la Provincia la temporada se extiende hasta fines del mes de septiembre o los primeros días de octubre.

Mucha más improbable se presenta la posibilidad de contar con turismo internacional, sobre todo el proveniente de Brasil, país del que proviene mayoritariamente el flujo de turista de invierno. “Esa es una posibilidad que vemos más complicada por cómo están dadas en la actualidad las condiciones sanitarias en Brasil”.

Lo que resulta evidente para el sector, es que la de este año va a ser una temporada “de bajo volumen de trabajo y con mucho gasto operativo por tener que disponer de todas las medidas de protección sanitaras que se van a tener que implementar”.

Y claro, más allá de que todo marche como se viene previendo hay en el medio una serie circunstancias, más allá de las sanitarias, que resultan absolutamente imprevisibles; la disposición de la gente a viajar y gastar en vacaciones y el contar con el actor central del invierno, la nieve.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS