martes 12 de noviembre de 2019 - Edición Nº1149
Critica Sur » Policiales y Judiciales » 4 nov 2019

sociedad

Sin avances en la investigación por la muerte de un estudiante fueguino en Buenos Aires

Se trata de Tomás Delamata, un joven de Río Grande que estudiaba en Buenos Aires y en marzo de 2018 cayó desde el tercer piso de un edificio en el barrio porteño de Belgrano. La jueza a cargo de la investigación archivó la causa seis meses después del hecho, aunque sin esperar resultados de distintos estudios, por lo que persisten dudas sobre las circunstancias de su muerte.


El 13 de marzo de 2018, Tomás Delamata falleció a raíz de las heridas que sufrió tras una caída de 16 metros desde el tercer piso de un edificio ubicado en Mendoza y Vuelta de Obligado, en el barrio porteño de Belgrano.

Oriundo de Río Grande, el joven tenía 19 años de edad y ese mismo año había iniciado estudios universitarios en el norte del país. Su muerte tuvo una fuerte repercusión en esta ciudad, ya que junto a un grupo de jóvenes, Delamata fue el creador del colectivo cultural “Barras de Hielo”, organizando eventos que convocaban a cientos de adolescentes inmersos en esta cultura.

Durante enero de este año, el Concejo Deliberante de Río Grande declaró de 'Interés Cultural Municipal' su labor y obra por la cultura del rap en Tierra del Fuego.

Además, la noticia de su fallecimiento alcanzó repercusión mediática por tratarse del hijo del ex ministro de Industria provincial entre 2008 y 2015, Fabio Delamata.

La causa recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°49, a cargo de la jueza Ángeles Gómez Maiorano, y está caratulada como “Muerte por causa dudosa/Homicidio por causa dudosa”.

De acuerdo al expediente, al que tuvo acceso Crítica Sur, al momento del hecho, Delamata se encontraba con otras dos personas en un departamento y por razones que se desconocen, cayó por una ventana.  

Según el testimonio de quienes lo acompañaban plasmado en el expediente, la caída se produjo alrededor de las 17:45 horas, pero otros testigos del edificio señalaron que se habría producido entre las 17:15 y 17:20.

Tres meses más tarde, la Justicia realizó la reconstrucción del hecho a pedido de la familia, cuyo resultado motivó nuevas dudas.

Sin embargo, la jueza Gómez Maiorano -que participó incluso de esta pericia- decidió archivar la causa sin esperar los resultados de los exámenes histopatológicos y de laboratorio realizados al cuerpo del joven.

Los resultados de esos estudios estuvieron a disposición de la Justicia en diciembre de 2018, pero la causa ya estaba archivada desde septiembre.

Desde el entorno familiar esperan sumar nuevos elementos de prueba o testimonios que permitan reactivar el expediente judicial.

Las dudas del caso

Entre las dudas planteadas desde el entorno familiar del joven mencionan la celeridad con la que el Juzgado decidió archivar la causa, incluso sin analizar distintos elementos de prueba presentados en el transcurso del último año.

Además, en el expediente quedaron plasmados distintas versiones del hecho, a partir del testimonio de quienes acompañaban a Delamata esa fatídica tarde.  

Hubo testimonios de testigos ocasionales tras la caída del joven, aunque ninguno fue citado por la Fiscalía. Tampoco fueron convocadas distintas personas de Tierra del Fuego mencionadas en la causa.

“Es muy difícil no tenerte a nuestro lado”

El 22 de septiembre Tomás Delamata habría cumplido 21 años y su madre, Norma Monedero, lo recordó a través de su cuenta de Facebook.

“Hoy hace 21 años me dabas el mejor de los títulos, el de mamá. Tu llegada tan esperada y llena de amor hizo que fuéramos esta familia. Nos dejaste tu mejor sonrisa, tu mejor abrazo, tu mejor huella de amor (…) Es muy difícil, doloroso y triste no tenerte a nuestro lado, pero sabemos que como brillaste en este mundo cruel estarás brillando aún mas donde quieras que estés”.

“Cómo olvidarte, cómo no buscarte, cómo no seguir tus proyectos. Fuiste nuestro mejor y amado maestro. Tomy, flaquito, filósofo loco o como te hayan llamado, se te extraña. Nos hacés falta. La vida nos mandó la carta más difícil, esa con la que no se sabe jugar ni se aprende a jugar (…) Siempre en mi alma y corazón. Abrazo y beso de mamá y papá, té llevamos con nosotros hasta el final. Amor eterno hijo”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS