sábado 21 de septiembre de 2019 - Edición Nº1097
Critica Sur » Policiales y Judiciales » 11 sep 2019

POLICIALES

Abuela asesinada en la Margen Sur: la hijastra es la principal sospechosa

Gladys Beatriz Moledo (54), la mujer que se dedicaba a la actividad de la artesanía apareció muerta de cinco puñaladas, dos de ellas aplicadas en la zona del cuello, que fueron certeras. Por este hecho fue detenida su hijastra, Oriana González de 18 años, quien es la principal sospechosa.


Río Grande amaneció ayer conmovida ayer por un hecho de sangre que ocurrió en la margen sur del que resultó víctima una mujer de 54 años de edad, identificada como Gladys Beatriz Moledo, quien fue ultimada de cinco puñaladas, dos de ellas en la zona del cuello que le hizo perder mucha sangre, por lo que su deceso fue casi en el acto.

Pero, lo más atroz de todo, es que el homicidio sucedió con la presencia de un menor de dos años en el lugar, quien estaba al cuidado de Moledo. El niño fue encontrado llorando de manera desconsolada al lado del cadáver de la mujer.

El asesinato sucedió en una vivienda ubicada en calle Monte Independencia 113 y pudo ser advertido por el marido de la víctima, cuando en horas de la madrugada de este martes regresaba de su trabajo en una fábrica electrónica.

El hombre se encontró con la puerta cerrada, la que decidió forzar para poder abrirla, encontrándose con el macabro cuadro de la mujer tirada en el suelo de la vivienda, en medio de un baño de sangre y al lado el niño, llorando.

La situación fue inmediatamente informada a las autoridades de la Comisaría Cuarta de la Policía de la Provincia, con jurisdicción en la zona, cuyos efectivos procedieron a resguardar la zona del hecho de sangre, para iniciar las averiguaciones del caso, dando intervención inmediata al juez de Instrucción de la causa, el doctor Daniel Cesari Hernández, quien se hizo presente en el lugar.

De las averiguaciones realizadas por los investigadores y por orden del Juez Cesari Hernández se procedió a la detención de una joven de 18 años, identificada como Oriana González, quien es la madre del menor que estaba al cuidado de Moledo. Así mismo se procedió a realizar un allanamiento en una vivienda ubicada en Koyuska al 200, donde vive el novio de la sospechosa.

El procedimiento que se hizo en la vivienda del novio de González arrojó resultados positivos, con el secuestro de algunas prendas de vestir con rastros de sangre que serán analizadas para verificar si son contestes con las de la víctima. También se puso a resguardo un teléfono celular.

En las primeras horas de la mañana, con la luz de día, el Juez dispuso que la Policía realice un rastrillaje en toda la zona de la margen sur, con el objetivo de encontrar el arma homicida, lo que hasta ayer, al cierre de esta nota, no había arrojado resultados positivos. Si bien los efectivos encontraron un cuchillo tipo tramontina, el mismo dio negativo en el test orientativo a sangre.

Los rastrillajes se hicieron en calle Ardiles donde se halló un celular y el cuchillo que fue descartado y en calle Bonpland y Paso de los Libres, donde se encontró otro teléfono móvil, que también fue puesto a resguardo para establecer si tiene o no relación con el hecho que se investiga.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS