jueves 21 de noviembre de 2019 - Edición Nº1158
Critica Sur » Malvinas » 10 jul 2019

EN BUENOS AIRES

El héroe de Malvinas que recuperó su casco llevó el reclamo de los ex combatientes al desfile del 9 de julio: "Que la Patria no nos olvide"

Jorge "Beto" Altieri recordó que muchos de los ex soldados que sobrevivieron al horror de la guerra "se suicidaron al quedar desamparados por el Estado". Por eso, pidió que el Gobierno acelere la entrega de pensiones que contempla la ley


A los 20 años le tocó enfrentarse cara a cara con la guerra de Malvinas y estar en la primera línea de combate en la Batalla de Monte Longdon. Los disparos y los bombardeos le hicieron perder su ojo izquierdo, parte de la audición y le dejaron algunas secuelas en la movilidad de su brazo y pierna derechas. El responsable de que hoy Jorge "Beto" Altieri esté con vida fue su casco, que logró recuperar 37 años después de la contienda gracias a que un comprador anónimo pagó los USD 13.000 que pedía un coleccionista en una subasta y se lo regaló.

Ese casco, que impidió que las balas impactaran en su cabeza y todavía tiene intacta la perforación que le provocó esas graves heridos, fue exhibido con orgullo por su dueño en el desfile militar del 9 de Julio que fue organizado por el Ministerio de Defensa.

Junto a otros veteranos de Malvinas, Altieri se paseó por la Avenida Del Libertador, entre Tagle y Dorrego, y formó parte la exhibición que protagonizaron unos 4.000 integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Los festejos oficiales para conmemorar un nuevo aniversario de la declaración de la Independencia argentina comenzaron oficialmente al mediodía, cuando los músicos y efectivos de a pie iniciaron su marcha.

Los colores celeste y blanco inundaron la Avenida Del Libertador. De los edificios colgaban banderas argentinas y el público también flameaba bien a lo alto las suyas. Los chicos ocupaban las primeras filas y eran los espectadores de lujo. Sacaban fotos, les preguntaban a sus padres por qué cada grupo llevaba distinta vestimenta y no paraban de saludar. Los más osados e inquietos hasta se animaron a pedirles selfies a los soldados, que muy amablemente se salían de las filas para posar junto a ellos.

Una vez finalizada la pasada de los efectivos llegó el turno de los vehículos de guerra. Jeeps, Hummers, camionetas, gomones, tanques y camionetas que transportaban los radares y los drones coparon la avenida y opacaron con el ruido de sus motores la música de los tambores, trompetas y redoblantes.

Detrás de ellos asomaba una extensa bandera que decía "Malvinas Volveremos", donde se encolumnaban los veteranos de guerra con Altieri encabezando el grupo de ex soldados del Regimiento de Infantería Mecanizada 7.

"Nunca pensé que iba a tener la oportunidad de marchar con el casco puesto. Hoy lo traje para recorrer el mismo camino que hice en el año 81 cuando estaba en el servicio militar pero ahora con una misión distinta: que la gente no solo vea a soldados prolijos desfilando sino que también comprendan que como consecuencia de la guerra muchos de esos soldados perdieron sus brazos y sus piernas por defender la Patria", remarcó Altieri a Infobae visiblemente conmovido.

A diferencia de otros desfiles por el 9 de Julio, donde ellos concurrieron por cuenta propia, esta vez fueron invitados formalmente por el Ejército. Lo sienten como un reconocimiento menor ya que el verdadero reconocimiento que ellos buscan todavía no llegó.

"Esa Patria que defendimos hoy se olvidó de muchos de nuestros compañeros, quienes no están recibiendo la asistencia médica y el reconocimiento que les corresponde. Pedimos que los políticos tampoco nos olviden", se lamentó. Y recordó el triste final de los que cayeron en depresión, sumidos en las drogas y el alcohol, y terminaron suicidándose por no poder superar las secuelas psicológicas que les dejó la guerra.

Pero los veteranos no se dan por vencido y mantienen su lucha para conseguir esa pensión, conocida como el "Anexo 40", que les permitirá cobrar un sueldo de un cabo en actividad. "Esas pensiones están frenadas desde hace 5 años. Se otorgan, pero a cuenta gotas, porque el Ministerio de Defensa no firma los papeles que tiene que firmar y muchos están falleciendo sin obtener ese beneficio", contó Altieri, quien es uno de los consiguió una pensión pero por su grave discapacidad.

La vestimenta de los veteranos era completamente ajena al protocolo. Algunos lucían de civil, otros con sus boinas características y sus chalecos camuflados y algunos con el uniforme completo. Altieri era uno de los pocos que llevaban su casco puesto.

Ellos también disfrutaron del desfile como si fuesen espectadores y hasta bromearon recordando anécdotas del campo de batalla. "Si hubiésemos tenido esos radares podríamos haber visto los partidos del mundial", ironizó uno de ellos al observar al Escuadrón de Comunicaciones del Ejército. "¿Dónde estaban todos estos tanques cuando estábamos en guerra?, se preguntó otro. Pero el que despertó más risas entre los excombatientes fue uno que exclamó: "Qué peligro ese soldado. Si llega a tirar tiene el cañón tapado".

A lo largo de más de 20 cuadras (el recorrido arrancaba en Tagle y finalizaba en Dorrego), los aplausos se escuchan bien fuertes y más cuando estos héroes de Malvinas pasaban cerca de ellos. A la par marchaban sus familiares, algunos empujando las sillas de ruedas de los heridos en combate y otros filmando de cerca todo el acontecimiento.

Este grupo fue uno de los más ovacionados, junto a las mujeres que integran las Fuerzas Armadas y a los perros rescatistas de la Policía Federal. Mientras hacían su pasada, los ex soldados fueron escoltados desde el aire por los cazabombarderos, los aviones Pampa, las aeronaves de entrenamiento y los helicópteros.

Los granaderos a caballos, en tanto, fueron los encargados de cerrar del desfile. Fue un gran espectáculo para toda la familia, que estuvo acompañado por momentos de sol y emotivas postales, sobre todo cuando los veteranos de Malvinas exhibieron bien en alto las banderas con su reclamo: "No olvidar".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS