miércoles 26 de junio de 2019 - Edición Nº1010
Critica Sur » Provincia » 3 abr 2019

industria fueguina

"Mantener una fábrica abierta significa pagar todos los gastos corrientes y los sueldos"

Las ventas de celulares bajaron un 24,5% interanual entre septiembre y noviembre; las de TV, 30%, y las de equipos de aire, 17,2%, según los últimos datos de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte). "Mantener una fábrica abierta significa pagar todos los gastos corrientes y los sueldos, más allá de las unidades que se fabriquen", sostuvo un CEO de rubro electrónico citado -aunque no identificado- por La Nación.


El mundo de la electrónica y los electrodomésticos mostró signos vitales para algunas empresas en los últimos meses, pero desde un nivel que muchos ubican en el subsuelo. "Aún no tocamos fondo", se lamentó ayer ante LA NACION el CEO de una de ellas, que reclamó estabilizar el dólar, bajar las tasas, mejorar el salario real y dar certidumbre política.

El ejecutivo afirmó que la leve mejora se vio sobre todo en el margen logrado en algunos productos importados. Esto sucedió porque con la suba del dólar y el corte del crédito que sufrieron muchos importadores, quienes pudieron abastecer al mercado recuperaron algo de rentabilidad.

Sin embargo, las ventas de producción local, fundamentalmente de Tierra del Fuego, siguen perdiendo en volumen. Allí están, por caso, los celulares, equipos de aire acondicionado y las TV. Allí todavía celebran la adenda firmada con la UOM para mantener "la paz social", que incluyó una mejora salarial para trabajadores hasta 2020, pero que habilita a las empresas a reducir la jornada laboral y a suspender con un cupo máximo de 90 días. "Sin esto hubiera habido 2000 despidos", dicen en la isla.

Las ventas de celulares bajaron un 24,5% interanual entre septiembre y noviembre; las de TV, 30%, y las de equipos de aire, 17,2%, según los últimos datos de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte). En ese mismo período, el desplome interanual en la producción llegó al 47,7% en celulares, 65,3% en televisores y 1,5% en aires.

"Mantener una fábrica abierta significa pagar todos los gastos corrientes y los sueldos, más allá de las unidades que se fabriquen", contó otro CEO del mismo rubro. "Si la fábrica está dimensionada para producir una cantidad de unidades y la demanda cae muy abruptamente, lo que no se fabrica y debe pagarse como costo fijo es subabsorción", explica. "Esto es lo que está pasando. Tenemos una demanda muy baja, una necesidad de producción menor y por las altas tasas que hay es imposible acumular stock", sentenció. Pero con stocks acumulados y sin ventas se toman créditos para reposición a tasas altas, que generan una bola financiera a la que se suman costos hoy imposibles, como los de seguros de cambio.

Fuente: La Nación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS