jueves 21 de septiembre de 2017 - Edición Nº367
Critica Sur » En foco » 13 sep 2016

Energía solar, una posible alternativa frente al aumento de tarifas

Cómo son los sistemas de electricidad que funcionan a través de esta fuente energética. Qué ahorro pueden garantizar y sobre todo: cuánto cuestan.


El tarifazo llegó y los números son preocupantes. Las facturas de electricidad de uso residencial en Río Grande, que pagaban en promedio $500 mensuales, superan ahora los $1.000. Presentado así, el aumento llegará a febrero del año que viene al 160%.

En este rango de costos, para muchas familias ya no será suficiente estar más atentos a no dejar luces encendidas por la noche innecesariamente. Para muchos, a decir verdad, es hora de pensar en algunas soluciones a largo plazo en ese plan de ahorro.

Y para bajar los consumos, los sistemas alternativos más eficientes son los que aprovechan la energía solar.

Es la propuesta que ofrecen dos empresas en Tierra del Fuego. Una de ellas es Energías Caballero, que se dedica desde hace dos años a la venta e instalación de paneles solares y eólicos, entre otros servicios.

En su espacio en la Feria “El Desafío de Producir”, realizado el último fin de semana, David y Camila -representantes de la firma- contaron a Crítica Sur las características de este servicio, por el cual reciben cada vez más consultas.

David fue quien dio nacimiento a la empresa, luego de trabajar muchos años en una firma de baterías donde instalaba paneles solares en el campo, por lo que aprovechó ese conocimiento adquirido para montar su propio emprendimiento, esta vez en nuestra Provincia. Además, siempre consideró la importancia de utilizar luminaria LED, por el impacto ambiental que produce cambiar la iluminación por abastecimiento a través de paneles solares.

Luego de ponerse en contacto con los proveedores de paneles solares que ya conocía, comenzó a realizar los primeros trabajos en la isla: los primeros los realizó hace dos años en estancias y ahora lo consultan en la zona urbana, incluso para viviendas particulares.

“Los paneles son traídos y lo que hace la empresa es instalar los paneles, las baterías, los inversores, cargadores y la luminaria. La empresa se acopla a la instalación eléctrica con la que cuenta la vivienda, no toca el pilar, el cableado ni ninguna instalación. Solo acopla el panel solar al abastecimiento con el que ya se cuenta”, describe Camila.

La gran pregunta: ¿Cuánto cuesta un servicio como este en nuestra provincia? Vamos por partes. “Un panel de 10 paneles solares sirve para una instalación que consume electricidad las 24 horas del día, para el consumo de 7 televisores, 3 heladeras, 40 lamparitas, 2 lavarropas. El precio entre los insumos y la instalación ronda en este caso los 150 mil pesos”, describe la vendedora y asegura que “hemos instalado esta prestación en estancias donde el consumo lo justifica”.

Para un consumo más familiar, en la ciudad, una instalación de 2 paneles solares puede servir perfectamente. “Dependiendo el consumo que tenga la vivienda es la cantidad de celdas fotovoltaicas que se utilizan”, explica.

Un panel solar sólo cuesta 2.500 pesos y lo que hace la empresa es presupuestar en relación al consumo de la vivienda: “Vos tener tu conexión y querés complementar con los paneles solares, lo que haces es instalar un kit de 30 mil pesos que incluye dos paneles solares y tres bombitas, un televisor, un DVD, la heladera y un lavarropas”, señala Camila.

Según dice “esto te reduce el consumo al máximo, y más si lo acompañas con una luminaria LED”. Pensando en esto, agrega un dato fundamental: “Una bombita de bajo consumo alógena consume 40 watts, y una LED 8 watts”. Es decir que “solamente con implementar la luminaria LED en tu hogar estas reduciendo el consumo casi el 90%”.

Camila sostiene además que “lo bueno que tienen los paneles solares es que son prácticamente irrompibles ya que soportan la nieve, el hielo, las piedras, granizo y no necesitan mantenimiento. Tiene una durabilidad de 25 años y no se necesita estar manteniéndolos como en el caso de los molinos de viento”.

La vendedora asegura que “nos está yendo muy bien porque no solamente se han realizado trabajos en zonas rurales, sino que también la empresa hace otro tipo de trabajos a los que son las industrias. Estamos muy bien, a pesar de que es una empresa muy joven, aprovechamos estos espacios para compartir con la comunidad”, dijo.

Además asegura que hace falta romper con cierto tipo de mitos, que tienen que ver con que en nuestro tipo clima, ante la poca presencia de luz solar en el invierno, no se podría utilizar este tipo de energía alternativa.

“Eso no es cierto ya que el panel solar se alimenta de la luz día. En el invierno si se encuentra nublado, con neblina o lluvia, pero el sol está. Ese tipo de luz día le alcanza al panel solar para abastecerse y poder cargar las baterías. Incluso si algún día no recibe nada, las baterías tienen capacidad de almacenar 15 días la energía, entonces no te quedas nunca sin electricidad”, añade.

Por último, asegura que “lo más importante es pensar en el impacto ambiental que se reduciría si solamente utilizáramos las lámparas LED, porque no tenemos plantas donde tratar las alógenas”. “La luminaria LED no solo se te reduce el consumo de luz, sino que también reducís el impacto ambiental que tienen las otras lamparitas”, considera.

“A veces uno dice no puedo y es cierto, pero en el caso de que se pueda, se hace una inversión de 30 mil pesos en comprar la instalación y el kit de lamparitas, si no se puede un buen inicio es cambiar las lamparitas por la luminaria LED, que reduce el consumo y ayudas al medio ambiente”, cierra.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS