domingo 17 de diciembre de 2017 - Edición Nº454
Critica Sur » Policiales y Judiciales » 29 nov 2017

JUDICIALES

Juicio por maltrato infantil: “Para mi es poca condena” dijo la tía del niño

Lidia Romero, hermana de la acusada y tía del niño maltratado, manifestó no estar conforme con la sentencia que se conoció ayer de 7 y 5 años para la pareja. “Es insuficiente, muy pocos años para él. Si no hubiera sido por el abuelo, mi sobrino estaría muerto”, sostuvo. Aseguró que su hermana está amenazada y que nunca recibió ayuda psicológica.


Se conoció ayer la condena en el caso de maltrato infantil en Ushuaia. A Matías Quiroga le corresponde una pena de 7 años de prisión por el delito de “lesiones graves calificadas por ensañamiento reiteradas en un número indeterminado de veces”. Sin embargo, como tenía condenas anteriores se las unificaron y quedo una pena única de 13 años de prisión. Mientras que para Elizabeth Sáez, madre del pequeño, la pena fue de 5 años de prisión por “abandono de persona doblemente agravado por el vínculo”.

Una vez finalizado el juicio, habló Lidia Romero, la tía del niño y hermana de la acusada, quiuen dijo que “no estamos de acuerdo con los siete años que le dieron a él, tampoco con lo que le pusieron a ella. Para mi es poco porque él no lo mató porque gracias a Dios apareció el abuelo, y lo sacaron de lo que estaba sufriendo pobrecito”.

En declaraciones a la prensa señaló que “yo siempre tuve sospechas de que le pegaba al nene, muchas veces le caí de sorpresa, me atendían ahí nomás.  Yo sospechaba mucho de que él les hacía daño, en algunas cosas hablaba con ella y le preguntaba pero una persona sometida muchas veces no dice la verdad por miedo”.

Yo sabía de la causa anterior que él tenía por agresiones a su hijo, le advertí a ella y a mi familia, toda la familia estaba advertida de cómo era él porque no solamente tenía causas por haberle hecho daño a la hija de él sino también por robo y otras cuestiones”, agregó Lidia.

Finalmente señaló que “muchas veces no la veía bien a mi hermana, le preguntaba cómo andaba pero una persona sometida no te va a contar así nomas en el momento, además él no la dejaba sola en ningún momento. Como familia nosotros queríamos a veces hablar solo con ella pero él siempre estaba. Creemos que también a ella la golpeaba, de hecho cuando tuvo una quemadura fuimos con una amiga a la casa para que me saliera de testigo si él se quería hacer el loco o algo. Ella me dijo que él no fue pero mis dudas siempre las tuve, estaba amenazada”.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS