jueves 21 de septiembre de 2017 - Edición Nº367
Critica Sur » Provincia » 12 sep 2017

Impuesto Inmobiliario

Bahntje apuntó a los intendentes: “Hay una mala comprensión de lo que son las autonomías”

El presidente de la Caja de Previsión Social de la Provincia, Rubén Bahntje, adelantó que el organismo prevé un déficit de 600 millones para 2018. Recordó que a fin de año cae el fondo solidario y que por un “capricho” de los intendentes la provincia todavía no ha recuperado la potestad sobre el impuesto inmobiliario, fondos que en parte estarían destinados a cubrir ese déficit. “Son monarquías que lloran por recursos”, criticó.


El déficit de la Caja de Previsión Social de Tierra del Fuego, rondará el próximo año los 600 millones de pesos, según confirmó el presidente del organismo, Rubén Bahntje. Además se prevé que a fin de año caiga el llamado “fondo solidario” por el cual trabajadores y funcionarios realizan hace un año y medio un aporte destinado al pago de jubilaciones.

Esta semana, sectores gremiales denunciaron que funcionarios no estarían realizando el aporte, cuestión que fue en parte desmentida por Bahntje. “La denuncia fue por cuestiones que se detectaron y se están regularizando, puntualmente sobre el aporte de funcionarios en el concepto aguinaldo. Esto no fue sobre los sueldos, esto no es así y nunca fue así”, aclaró y aseguró que la información surgió desde “un sector que quiere mantener alguna fuente de conflicto y en el caso puntual de los directores de la caja ni siquiera habían visto su recibo de haberes de agosto”.

El presidente de la caja recordó que “el aporte está dirigido al pago de jubilaciones, el proyecto de presupuesto que fue remitido al ejecutivo para que lo consolide y luego a la Legislatura, están determinadas todas las fuentes de financiamiento, para el próximo servicio la Ley de Emergencia no estaría vigente, con lo cual todos esos aportes caen, y la previsión es que el sistema puro, aportes y contribuciones versus pago de jubilaciones, hay una falta de 600 millones de pesos de recursos”, explicó.

En este orden sostuvo que “los recursos que si se van a mantener el próximo año son los que está recaudando la AREF, de la Ley 1069 donde se estableció un porcentaje sobre los ingresos brutos de las entidades financieras para el pago de jubilaciones”.

Además se deben tener en cuenta “los convenios que hemos firmado con la Gobernadora para regularizar deudas que vienen de los años 90, tienen una proyección de 200 millones de ingresos, nos quedan por resolver 400 que será en el ámbito legislativo donde se planteen las propuestas que permitan hacer frente a esto”.

Bahntje explicó que “las leyes sancionadas el año pasado establecen, en el caso de la caja, que en el caso de déficit del sistema los organismos deficitarios se harán cargo del déficit en la medida que los producen.  Eso está vigente y de no modificarse nada será el monto a distribuir entre los organismos”.

Además recordó el conflicto que se mantiene por la potestad sobre el impuesto inmobiliario, cuestión que fue judicializada. “Por un capricho de los intendentes, que trabajaron en forma conjunta con la gobernadora en la presentación de varios proyectos de ley, incluso el que establecía que la provincia recuperaba su potestad tributaria sobre el inmobiliario y que el aumento de alícuotas se trasladaba durante 5 años al sistema de previsión social. No sé en Río Grande pero en Ushuaia nos duplicaron el inmobiliario el municipio, lo cierto es que el sistema previsional perdió más de 100 millones de pesos por año.  El contribuyente lo paga igual, pero el sistema de seguridad social lo perdió. Cuando se habla de defender un sistema se lo defiende enserio, no haciendo los mamarrachos que hacen”.

Según Bahntje “acá hay una mala comprensión de lo que son las autonomías, no son monarquías municipales, porque en todo caso son monarquías que lloran por recursos. Con esos 100 millones que se perdieron del año pasado y los 100 de este año, estaríamos cubriendo la mitad del déficit del próximo ejercicio”.

En cuanto a Río Grande indicó que “habría que ver cuánto aumento y proyectar lo que ha ingresado, esa diferencia debería haber sido por cinco años para el sistema previsional, que muchos se rasgaban las vestiduras que lo defendían, pero cuando hubo que tomar acciones concretas, decidieron escapar y no aportar al sistema”.

A modo de balance sobre la gestión del Gobierno sobre el exIpauss, indicó que “no quedan dudas que las medidas adoptadas hace 18 meses permitieron sustentar el sistema” y remarcó que  “hoy la noticia no es, qué día va a cobrar cada uno, si no qué podemos hacer para poder estar mejor; ala par, mes a mes cerca de 30 nuevos jubilados se incorporan al sistema”.

El Presidente de la Caja estimó que desde el 1 de enero de 2016 a la fecha hay cerca de 600 nuevas altas de jubilaciones, con la misma cantidad de aportantes.  “Ahora se pagan todas las jubilaciones, que es lo que siempre debería haber sido normal y no lo era, nos habíamos habituado a que los conflictos eran permanentes”, sumó.

Finalmente sostuvo que “hace falta que haya una real toma de conciencia, cuando hablamos de seguridad hablamos de que cuando se acerca la contingencia de vejez,  invalidez o muerte, tener la certeza de que el sistema o el Estado va a estar presente para asistir a estas personas”.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS