jueves 24 de enero de 2019 - Edición Nº857
Critica Sur » Provincia » 11 ene 2019

economía

La caída del consumo pone en alerta la producción local de artículos electrónicos

Las ventas de celulares bajaron un 24,5% interanual entre septiembre y noviembre; las de TV, 30%, y las de equipos de aire, 17,2%; prevén menos actividad en 2019.


La fuerte suba del dólar tras la corrida cambiaria y el impacto en el bolsillo de los consumidores produjeron una significativa merma en las ventas de celulares, televisores y equipos de aire acondicionado, que ya impacta en la producción local.

Las bajas expectativas de un repunte en el sector de los electrónicos -sobre todo entre los fabricantes de Tierra del Fuego- ante las elevadas tasas de interés y la caída del poder adquisitivo promueven en el sector proyecciones de producción menores para este año con relación a 2018, especialmente debido a los stocks de productos que aún mantienen las empresas.

En ese contexto, las compañías que fabrican en la isla ya comenzaron a admitir públicamente que se les hace muy difícil el cumplimiento del acuerdo de competitividad firmado con el Gobierno y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en noviembre de 2017, por el que no habría aumentos salariales por dos años (para bajar los precios), pero tampoco despidos.

Según un estudio elaborado por la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) al que accedió la nacion, la caída del consumo de bienes electrónicos se profundizó en el segundo semestre del año pasado. Por caso, la retracción interanual de ventas para el período septiembre-noviembre llegó al 24,5% en celulares, 30% en televisores y 17,2% en aires acondicionados. Las empresas del sector estiman que tal baja "acentuó" el stock en la cadena y por consiguiente profundizó la caída de la demanda de producción.

En ese mismo período, el desplome interanual en la producción llegó al 47,7% en celulares, 65,3% en televisores y 1,5% en aires. Los datos de Afarte fueron completados por informes de sell out de la consultora GFK y números del Ministerio de Industria de Tierra del Fuego.

"Nosotros no quisiéramos renegociar el acuerdo. El pacto con la UOM dentro del plan de competitividad fue lo que nos permitió bajar los precios de la forma en que lo hicimos", esgrimió Federico Hellemeyer, director ejecutivo de Afarte. "La realidad es que para mantener el equilibrio en la estructura de costos, el nivel de empleo actual y el acuerdo necesitamos que urgentemente se recompongan los volúmenes de consumo", concluyó.

La cantidad de trabajadores en la industria electrónica pasó de 11.324 en 2015 a 9882 en 2016, 8371 en 2017 y se mantuvo en 8334 durante el año pasado. Sin embargo, la producción de celulares pasó de 10,6 millones de unidades en 2017 a 8 millones el año pasado. En tanto, se mantuvieron la fabricación de TV (de 3,27 millones a 3,35 millones) y de aires acondicionados (de 1,07 millones a 1,05 millones), según Afarte. Para 2019, la estimación es 7,5 millones de celulares, 2,2 millones de TV y 850.000 acondicionadores de aire, indicaron en la cámara.

Según el estudio de Afarte, la caída del consumo de electrónicos comenzó en 2015. "Tal circunstancia se vio profundizada en el segundo semestre de 2018 a partir del fuerte impacto de la depreciación del peso en la economía argentina y su impacto sobre el poder adquisitivo del consumidor", indicó, y completó: "Esto terminó generando, luego de promediar 2018, un gran descalce en la cadena de la industria como combinación de una fuerte caída del consumo, una fortísima caída de la producción y una adecuación coyuntural del negocio de la cadena de comercialización, centrado en la liquidación de stock y aligeramiento de inventarios debido al alto costo financiero actual". Por caso, Afarte estima que hay un stock de 700.000 televisores (año Mundial) entre comercios y fabricantes a diciembre de 2018.

Y sobre el empleo en el sector se advierte: "Hoy la industria requiere más demanda de producción para el actual nivel de empleo, o bien el nivel actual de producción requeriría menor nivel de empleo que el actual". Traducido: si la gente no compra más productos, no quedará otra opción que ajustar empleos.

Según Afarte, los precios de los principales productos (celulares, TV y aires) se mantuvieron estables hasta marzo-abril de 2018. "Para marzo, ninguno de los precios de los productos había tenido un crecimiento superior al 10% e incluso estaban a la baja para aires acondicionados", especificaron.

"A partir del mes de mayo, con la profundización de la depreciación del peso, comienza un proceso de reacomodamiento de precios debido al impacto del tipo de cambio en el componente importado de los productos, pero siempre por debajo (en algunos casos, mucho) de la evolución de la inflación acumulada y, consecuentemente, también de la devaluación", explicitaron.

Afarte puso el ejemplo de los televisores. "La suba anual acumulada de precios fue aproximadamente un 25%, dinámica que fue influida en el primer semestre por el Mundial, cuando se colocó la mayor parte de la producción y hubo ventas con precios relativamente estables. En el segundo semestre hubo una gran caída de la producción debido a que las ventas se concentraron en la liquidación de los stocks", cerraron.

Fuente: La Nación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS