jueves 13 de diciembre de 2018 - Edición Nº815
Critica Sur » Sociedad » 23 nov 2018

SOCIEDAD

Lectura callejera: estudiantes crearon pequeñas bibliotecas libres en la ciudad

Las personas se acercan, toman un libro, lo leen e incluso lo pueden llevar a su casa y luego lo regresan y pueden colocan otro. Con esta acción se fomenta la lectura y los lazos comunitarios. El Hospital, el BTF, plazas y otros puntos de la ciudad fueron elegidos por los estudiantes de la Escuela 8 para dejar pequeñas casitas llenas de libros. “Es un llamado de atención al uso excesivo de las tecnologías, para que lean un poco más”, contaron.


Estudiantes de la Escuela 8 “Padre Zink” visitaron esta mañana el Hogar de Día “Lazos de amor”, para dejar allí una de las tantas casitas repletas de libros que crearon en el marco del proyecto “Lectura callejera”.

La docente que acompañó a los estudiantes contó hoy en Fm Aire Libre que el proyecto “se llevó adelante en el marco de la Maratón de Lectura, tratando de hacer llegar a la comunidad en general la posibilidad de que puedan acceder a libros y a lectura recreativa”.

Dentro de cada casita hay libros para niños, adolescentes y adultos. “Es para que mientras hacen un trámite o esperan dejen el celular y lean un poco”, aseguró una de las estudiantes.

De esta manera lo que se encontrarán son mini bibliotecas con forma de casitas que en el interior contienen libros. “Tenemos libros de literatura infantil y otros que fue donando la comunidad educativa y consideramos que era bueno hacerlos llegar a la gente”, añadió.

Otro de los estudiantes contó que “esto es un llamado de atención al uso excesivo de las tecnologías, para que lean un poco más”.

¿Dónde las encontramos? Dejamos una casita en el Hogar de Día, en el sector de la guardia y también en la pediatría del Hospital, Banco Tierra del Fuego, el Centro de Salud Municipal del Barrio Malvinas Argentinas, en el Registro Civil, la Plaza Almirante Brown y en la Plaza de los Animales”, dijo.

El pedido a la comunidad es que cuiden tanto las casitas como el material que se encuentra en su interior. “Más que nada pedimos que cuiden los libros, y que si les gustan pueden seguir aportando libros que ya no usen”, sostuvo.

Uno de los abuelos del Hogar de Día que recibió con alegría a los estudiantes señaló que “la actividad es muy linda, fomentando la lectura, hoy los estudiantes están muy adelantados y eso es muy bueno”.

“Es una actividad muy interesante y muy instructiva, es importante que se lea, tengo 70 años y me encanta leer, esta es una linda oportunidad”, sumó otra.

Finalmente la docente de la Escuela 8 remarcó que “los libros se los pueden llevar de las casitas para leerlos en sus casas, y después lo importante es que vuelvan a las casitas, puede ser a donde lo sacaron o a las otras que están distribuidas en la ciudad. Lo importante es que todos podamos cuidar este patrimonio cultural para que esté al alcance de todos”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS