lunes 24 de septiembre de 2018 - Edición Nº735
Critica Sur » Turismo » 12 ago 2018

organizado por el infuetur

“Es un festejo de la comunidad”: Realizaron la tradicional bajada con antorchas del Martial

Ushuaia volvió a rendir homenaje a sus montañistas en el Glaciar Martial, como lo hace desde 1995, con la tradicional bajada con antorchas que los tiene como protagonistas estelares. Además, hubo espectáculos musicales y de baile, a cargo de los talleres que se dictan en la Municipalidad; y sorteos de premios entre el público que respondió a la convocatoria.


Con 58 esquiadores descendiendo del Glaciar Martial, Ushuaia rindió un nuevo homenaje a sus montañistas, quienes fueron los protagonistas estelares de la tradicional bajada con antorchas que se realiza, en forma oficial, desde 1995.

Shows musicales y de baile, a cargo de chicos y chicas que asisten a los talleres que dicta la Municipalidad de Ushuaia, dieron a la previa de la bajada con antorchas el calor necesario para enfrentar la noche de viernes. Hubo además sorteos entre el público, que a pesar del frío, respondió a la convocatoria.

Martín Bianchi, jefe del Departamento de Eventos del Instituto Fueguino de Turismo (INFUETUR), destacó que la bajada con antorchas se trata de “un evento tradicional de la comunidad de Ushuaia”, recordando que “nació oficialmente en el año 1995 cuando se hizo la primera edición”.

“A partir de ese momento y hasta la fecha, siempre la reserva turística camino al Glaciar Martial ha colaborado y las distintas instituciones de gobierno y organismos del Estado nacional también, así que agradecemos a todas las instituciones que hacen posible este evento”, remarcó.

Bianchi señaló que desde el INFUETUR “estamos intentando reflotar esta tradición, que tiene mucho que ver con la historia de montaña, lo hacemos en conmemoración del Día del Montañés, que fue el 5 de agosto, y la festividad de la Virgen de las Nieves, en el cual se reconoce el trabajo en montaña tanto del personal civil como del personal militar”.

Y destacó los reconocimientos brindados a montañistas de Ushuaia, especialmente en la figura de Antonio Wallner, a quien consideró “el padre de la montaña fueguina”.

“Este es un festejo de la comunidad, de la que participan los montañistas como invitados especiales y protagonistas”, cerró.

Con el arribo de los primeros esquiadores a la base del Martial, los montañistas que fueron reconocidos por el INFUETUR -entre ellos Wallner- tuvieron a su cargo la quema de un dragón de papel, elaborado por estudiantes del Centro Polivalente de Artes de Ushuaia.

Con la quema del muñeco de papel se cumplió además otra tradición de la bajada con antorchas: arrojar al fuego cientos de papeles escritos por el público, en el que dejan plasmado todo aquello que consideran negativo.

Amor por la montaña

“Ushuaia ha llegado a querer a la naturaleza que la rodea, la montaña, la nieve y el hielo mismo”, resumió Antonio Wallner, uno de los pioneros en la práctica y promoción de las actividades de montaña en Ushuaia.

A sus 80 años, y a pesar de la fría noche de viernes, no quiso estar ausente de una nueva bajada con antorchas en el Martial, en la que además fue reconocido por el INFUETUR.

“Hace muchos años atrás, cuando éramos muy jóvenes, esta era el lugar de reunión todos los fines de semana, era el lugar más cercano de una población a la que le costaba mucho llegar con una sendita en el medio del bosque hecha a duras penas”, recordó.

Wallner comentó que, por ese entonces, “hicimos los primeros refugios y ahí empezó toda una actividad de montaña muy interesante que derivó, finalmente, en la creación del Club Andino Ushuaia, del cual fui Presidente muchos años y realizamos una labor muy amplia dentro de la comunidad de Ushuaia”.

“A pesar de que después se sumaron otras pistas como la del Andino y el Castor, la gente de Ushuaia no dejó de acercarse a esta zona que es muy cercana a la población que permitía el esparcimiento de los jóvenes de aquella época, nosotros éramos noveles esquiadores y montañistas, aprendimos todo en estos faldeos con los esquíes al hombros traídos desde la ciudad”, sostuvo.

Y remarcó: “Esta nueva bajada con antorchas es una confirmación de que la ciudad de Ushuaia ha llegado a querer la naturaleza que la rodea, la montaña, la nieve y el hielo mismo”.

“Cuando éramos jóvenes la población no tenía dedicación a la montaña. Nosotros crecimos pensando que todos tenían que tener acceso a la naturaleza y aprovechar las bondades de la naturaleza en la montaña. Era difícil, pero soñábamos con tener al menos una pista con medios de elevación, con el tiempo se logró y hoy toda la población puede asistir a estos eventos”, concluyó.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS