viernes 17 de agosto de 2018 - Edición Nº697
Critica Sur » Sociedad » 6 ago 2018

SOCIEDAD

Procesaron y embargaron al Comisario "Whatsapp"

"Me siento devastado" dijo hoy el Comisario Marcelo Guerrero luego de ser notificado del procesamiento y embargo de 100 mil pesos que dispuso el juez a cargo de la investigación.


Así lo confirmó el ex titular de la Comisaría Quinta a través de las redes sociales, donde dijo que no va a "bajar los brazos" y recibió el apoyo de una gran cantidad de personas.

La causa a Guerrero se inició en mayo de 2017, cuando la cúpula de la Policía de Tierra del Fuego decidió separar de su cargo al Comisario a partir de una investigación interna a raíz de la denuncia de una mujer que fue abusada sexualmente por su expareja -preso por violencia de género y dejado en libertad por la Justicia- y que al momento del hecho no contaba con custodia en su vivienda de Chacra XIII.

El efectivo esta mañana escribió en su cuenta de Facebook: "Y bueno después de tanto tiempo de esperar JUSTICIA, nunca llego. Se me notifica de procesamiento y un embargo de casi $100.000. A pesar del dificil momento que vivo en mi carrera, hoy empiezo otra nueva etapa de lucha. No voy a bajar los brazos y seguire firme porque se lo que soy como funcionario y como persona. Se que esto viene de otro lado. Confío en DIOS y aunque no lo creas, sigo creyendo en la JUSTICIA. Muy triste, muy dolido, con el corazón partido y las lágrimas de angustia. Mucho dolor, a refugiarme con mis hijos y obvio en DIOS. Seguiré peleando — me siento devastado".

Guerrero, ahora procesado, se vio envuelto en una polémica a comienzos del 2017 a partir de las derivaciones que tuvo un confuso caso de supuesta violencia de género, protagonizado por dos vecinos de Chacra XIII, uno de los quince barrios abarcadas por la Seccional Quinta de Policía.

Después de que la presunta víctima denunciara que su ex pareja había abusado de ella violando una restricción de acercamiento que pesaba sobre él, se sucedieron declaraciones cruzadas y acusaciones que pusieron en duda no sólo la veracidad de la denuncia sino también el rol de la policía y el de la propia Justicia en el caso.

Todo esto terminó con un sumario administrativo por parte de la fuerza contra Guerrero y, en paralelo, una denuncia por desobediencia. Hace un año se le retiró el arma y la placa; hoy se decidió trabarle un embargo por $100 mil.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS