viernes 16 de noviembre de 2018 - Edición Nº788
Critica Sur » Policiales y Judiciales » 2 jul 2018

JUSTICIA

El STJ rechazó el pedido de prescripción y dejó firmes las condenas a docentes y camioneros por la toma de Casa de Gobierno

El pedido había sido interpuesto por las defensas de los Camioneros y Docentes condenados en 2015, debido a que pasaron más de dos años y el Superior Tribunal no había resuelto la apelación. “El STJ interpretó que para los funcionarios públicos no prescriben los hechos mientras tengan esa calidad de funcionarios públicos, y tampoco para los coautores, pero en este caso ni un docente es un funcionario público, ni los camioneros fueron coautores”, dijo el abogado Francisco Giménez.


Camioneros y docentes solicitaron ante el Superior Tribunal de Justicia que la causa que se seguía contra los dirigentes sindicales por la toma de Casa de Gobierno en 2013, quedara sin efecto por el paso del tiempo. Esto debido a que luego de la condena de 2015 se llevó adelante la inmediata apelación y el STJ tenía dos años para resolver, tiempo que fue excedido.

“Pedimos la prescripción de varios de los dirigentes, algunos dirigentes gremiales y otros afiliados al gremio de Camioneros que habían sido acusados y condenados en diciembre de 2015 por los hechos sucedidos afuera de la Casa de Gobierno”, dijo el abogado Francisco Giménez en Radio Nacional Ushuaia.

En este orden precisó que “el Código Penal dice que para el tipo de delitos por el que fueron acusados y condenados, eran delitos leves, los más leves del Código que son daños y atentado a la autoridad, salvo en el caso de uno que estaba acusado de lesiones graves contra un personal policial”.

“El Código establece que los delitos deben ser investigados y juzgados dentro de un determinado lapso, pasado ese lapso, prescribe, es decir que la persona tiene derecho a decirle al Estado que se tomó demasiado tiempo y tiene derecho a que si no se revolvió sea absuelto en la causa”, añadió.

Asimismo recordó que “tuvimos juicio oral y sentencia en 2015, y a partir de esa fecha el STJ tenía dos años para resolver si confirmaba la sentencia o daba lugar a la apelación”.

“Si el STJ no resolvió dentro de los dos años como dice el Código Penal, el imputado está en todo su derecho de estar libres de culpa y cargo. Nosotros interpretamos junto con los abogados de los docentes de que este plazo se había excedido. El 15 de diciembre de 2015 tuvimos la sentencia, y hasta el 15 de diciembre de 2017 el STJ tenía que haber resuelto y no lo hizo, con lo cual la causa tendría que haber quedado sin efecto”, detalló.

Giménez evaluó en este orden que “evidentemente si esta causa hubiese quedado prescripta hubiese sido un escándalo institucional porque no tendría explicación por parte del STJ cómo es que se tomaron más tiempo”.

“En este caso presentamos la prescripción este año, por un plazo excedido por mucho tiempo, y el STJ resolvió buscándole la vuelta, que no estaban prescriptos los hechos, y confirmó las condenas”, dijo.

El STJ interpretó que no estaban dadas las condiciones y que para los funcionarios públicos no prescriben los hechos mientras tengan esa calidad de funcionarios públicos.

Sin embargo el abogado indicó que “tengo claro que los docentes no son funcionarios públicos, son empleados públicos que es distinto. Entonces el Código Penal dice que cuando hay funcionarios públicos involucrados en un delito, el coautor, cómplice, tampoco le prescribirían los hechos mientras haya un funcionario involucrado”.

“Hay un error, el STJ dice que los camioneros fueron condenados como coautores junto con los docentes, pero el fallo no lo dice en ningún momento, no fueron condenados como coautores, fueron condenados como autores individuales, porque es muy difícil que haya un coautor cuando la persona es condenada por pegarle una patada en un escudo”, agregó.

Además destacó que “los hechos por los cuales fueron condenados eran absolutamente menores, salvo en un caso donde fue condenado por tirarle un tirante en la cara a un personal policial que es un hecho muy grave, el resto eran hechos menores en la toma de Casa de Gobierno en 2013”.

Para el letrado la justicia “no se animó a tomar el costo político que significaría haber absuelto a todos porque se tomaron más de dos años en resolver la causa”.

“Ahora tenemos que charlar con la gente de Camioneros, muchos de ellos ya fueron sobreseídos por haber accedido a la probation, a otros no les cabía por tener antecedentes o ser un hecho grave”, sostuvo.

Finalmente manifestó que “el tema de los docentes es más complicado porque eran empleados públicos y fueron exonerados de la administración pública precisamente por esta causa”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS