viernes 22 de junio de 2018 - Edición Nº641
Critica Sur » Industria » 4 jun 2018

GREMIOS

Industria: “La venta de televisores de cara al Mundial no fue la esperada” dicen desde la UOM

En un contexto de caída de contratos, acuerdos de reducción horaria y congelamiento salarial, desde el sindicato metalúrgico advierten que pese a las proyecciones algunas empresas tienen un “stock que no se ha logrado comercializar”. Para el dirigente Marcos Linares se debe a un cóctel de factores: “Entre el aumento de tarifas, los procesos inflacionarios y las paritarias planteadas que nada tienen que ver con la realidad, no hay consumo”.


Marcos Linares, secretario Adjunto de la UOM Río Grande se refirió hoy en Radio Nacional Ushuaia a la caída de unos 800 contratos en empresas de la ciudad durante la semana pasada y algunas situaciones particulares en las plantas.

En el caso de Famar señaló que los 176 trabajadores que se dedican a producir autopartes y telefonía celular (Alcatel) verán reducida su jornada laboral pero también sus salarios a raíz de la baja producción que llevó a cerrar un acuerdo con la empresa.

“Aprobamos los puntos y ahora estamos discutiendo el espíritu de este acuerdo, con una reducción de salarios y horaria en relación al trabajo de los compañeros que se desempeñarán de 6 a 12.45 horas”, explicó Linares.

El dirigente planteó que la determinación tiene que ver con sostener los puestos laborales. “La empresa está en una situación de volúmenes muy bajos de producción y nos han transmitido que no ha sido posible continuar con el mismo sistema y poder sostenerlo”.

En este orden no descartó que el acuerdo al que se arribó con Famar para mantener los puestos de trabajo se haga extensivo a otras plantas para mantener los niveles de ocupación.

“No se ve en lo inmediato pero estamos absolutamente preocupados por la situación y la recesión que se vive en el país y esto puede llegar a derivar en cualquier tipo de situación, de hecho el proceso de finalizaciones de contratos de la semana pasada tienen que ver con proyecciones que tenían de producción y no llegaron a cumplir o que las venían cumpliendo y finalmente no vendieron lo que tenían previsto”, añadió el gremialista.

Aun así evaluó que “no debiera haberse terminado la producción de televisores, porque es algo que no tiene estacionalidad, pero las proyecciones que hicieron varias de las empresas de cara al Mundial es que se iba a vender un determinado número que no se ha logrado comercializar”.

“A partir  de ahí es que el stock va a hacer que como mínimo vendan la producción o la bajen a una expresión mínima hasta tanto se vayan sacando el stock que tenga cada empresa”, sumó.

En el caso del aire acondicionado señaló que “incluso alguna planta ya tenía pensado arrancar su campaña fuerte en el mes de junio y lo que le ha transmitido a su grupo de delegados que producto de la devaluación del último mes y este tipo de situaciones ha hecho que se posterguen para julio o bien agosto la producción”.

Respecto a las declaraciones del ministro de Industria de la Provincia, Ramiro Caballero, quien señaló que la caída de contratos en esta época es algo previsible y que los números de empleo aun así son mejores que en el mismo mes del año pasado, Linares expresó que “nosotros hemos hecho varias comparativas por ejemplo con 2015 que no fue un año excelente para la industria electrónica y tenemos varios miles por debajo de lo que teníamos en ese momento”.

“Yo entiendo que estamos posiblemente igual o peor que en 2016 que fue uno de los peores años en cuanto a niveles de ocupación”, sostuvo.

A ello se le agrega que en junio el sector arranca con un congelamiento salarial por dos años producto de las negociaciones que se llevaron adelante el año pasado con Nación y AFARTE.

“Es parte de lo que venimos discutiendo, hemos venido teniendo reuniones con AFARTE para tratar de llegar a algún tipo de acuerdo, hasta ahora no llegamos a ninguno, y un poco lo que vino a complicar la situación es que el pasado jueves sin tenerlo previsto nos encontramos con la situación de que tenemos 800 trabajadores menos”, añadió.

“Estos eran contratos que se venían renovando y lo que ocurre ahora tiene que ver con varias situaciones, entre el aumento de tarifas, los procesos inflacionarios y las paritarias que están planteadas en nada que tienen que ver con la realidad, han hecho que los trabajadores pierdan  un poder adquisitivo importante y producto de eso no hay consumo de los productos que se elaboran, y en el caso nuestro que no son productos de primera necesidad es mucho peor”, dijo Linares.

Finalmente confirmó que como su mejor oferta de mejorar la situación económica de los trabajadores, AFARTE planteó la posibilidad de adelantar el medio aguinaldo en cuotas. “Es así, tiene que ver con la discusión que se venía llevando a cabo y el ultimo ofrecimiento de AFARTE fue adelantar en un valor de hasta el 15 mil pesos la percepción de premios anuales en cuotas, y adelantar la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario (SAC) cuestión que fue rechazada”.

“Lo que venimos planteando con insistencia al sector empresario es la apertura de paritarias y lo venimos debatiendo dentro de cada empresa para ver cómo continuamos”, cerró.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS